Los economistas frente a la ciberseguridad

Por Francisco Pérez Bes

Secretario General del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE)

En el año 2016, el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE), organismo dependiente del Ministerio de Agenda Digital a través de su Secretaría de Estado, detectó más de 115.000 incidentes de ciberseguridad que afectaron a ciudadanos, empresas, universidades e infraestructuras críticas. Eso supone más del doble de los ciberincidentes que se detectaron en 2015, lo que demuestra un claro aumento de este tipo de riesgos, pero también revela una mayor capacidad de detección por parte de este organismo.

Es innegable que la ciberseguridad es una materia que ha pasado a formar parte de nuestra vida personal y profesional en todos sus ámbitos. La digitalización de la sociedad, y la transformación digital de las empresas hacen imprescindible que el uso de la tecnología se haga de forma segura, evitando daños, robos, fugas de información y muchos otros riesgos que ponen en peligro la integridad de la información e, incluso, la continuidad del propio negocio.

security-265130_1920

En efecto, en el mundo en el que nos toca vivir, la ciberseguridad no es una opción. Eso obliga a las empresas y profesionales a implementar en todas sus actividades, medidas de protección dirigidas a evitar accesos no consentidos a sus sistemas informáticos. Este deber cobra una especial relevancia en aquellos servicios que implican uso y conservación de información sensible y confidencial de terceros, obtenida al amparo de la confianza que estos depositan en el asesor al cual acuden. Este es el caso de los asesores fiscales, auditores, consultores y demás profesionales de nuestro colectivo, etc., a los que los clientes entregan, sin reservas y con una expectativa de garantía de protección, información personal y de negocio de gran valor. Esto, además, abre otro debate acerca de la responsabilidad legal y deontológica del profesional, pero también de administradores y directivos, todo ello sin perjuicio de sufrir crisis reputacionales de difícil reparación.

Los casos en los que la inexistencia o insuficiencia de medidas de seguridad han tenido consecuencias nefastas son cada vez mayores y más graves. Hemos sido testigos de cómo negligencias de empleados han permitido que un malware del tipo ransomware cifrara todos los ficheros de la empresa, impidiendo la utilización de toda esa información e, incluso, siendo chantajeados al pago de un rescate a cambio de su recuperación. O, como la infección de los sistemas de la empresa (y su incorporación a una botnet o red de ordenadores zombis) ha facilitado que desde la misma se lleven a cabo ataques informáticos contra sus propios clientes. O como el acceso de delincuentes a la información del despacho les ha permitido tener información privilegiada y conocer operaciones financieras con antelación.

Estos, y muchos otros ejemplos de casos reales deben hacernos recapacitar acerca de la responsabilidad que se asume por profesionales como nosotros. Responsabilidad que no se limita únicamente a la correcta y diligente prestación de nuestros servicios, sino que lleva implícita la obligación de velar por la protección integral de la información que se maneja.

Lograr un adecuado nivel de ciberseguridad en nuestras organizaciones pasa por implementar medidas técnicas y organizativas, que reduzcan el riesgo de sufrir un incidente de esta naturaleza. Por implantar medidas tecnológicas nos referimos a la necesidad de invertir en herramientas que protejan nuestros sistemas de información, garantizando un adecuado nivel de seguridad. Dentro de este campo se incluyen la instalación de firewalls y antivirus, el mantenimiento actualizado de los sistemas utilizados, y actuaciones similares. Mientras que dentro de las medidas organizativas destacan la capacitación de los empleados, el diseño e implantación de protocolos de actuación, la formación continua y muchas otras iniciativas de concienciación que, además de servir al fin de la ciberseguridad, caben perfectamente dentro de estrategias de responsabilidad social empresarial. Es lo que denominamos “cultura de ciberseguridad” en las organizaciones.

Y si, a pesar de todo, sufrimos cualquier tipo de incidente de seguridad, conozcamos las vías que tenemos a nuestro alcance para poder resolver el incidente desde una óptica técnica (gracias al CERT de Seguridad e Industria que gestiona el INCIBE), y de denuncia a las autoridades competentes en el caso de que dicho incidente pueda tener naturaleza delictiva. Y reflexionemos sobre cómo reaccionaríamos nosotros, y nuestro despacho, en el caso de encontrarnos ante un ciberataque. ¿Nos coordinaríamos bien? ¿Conocemos nuestras obligaciones legales? ¿Sabríamos cómo comunicarlo a nuestros empleados y clientes? ¿Disponemos de cobertura legal a través de nuestra póliza de seguro? Tengamos respuesta a todas estas preguntas antes de que debamos enfrentarnos a un incidente de ciberseguridad, y que tendremos con toda certeza (si es que no lo hemos tenido ya, pero no lo hemos detectado todavía).

Es cierto que la ciberseguridad es cada vez más importante, pero el temor a lo desconocido no puede detenernos a usar nuevos recursos para mejorar el servicio que, como profesionales, prestamos en el mercado. Abracemos la tecnología y utilicémosla estratégicamente para mejorar la calidad de nuestros servicios y para reforzar la seguridad de la información y de las comunicaciones con nuestros clientes. Utilicemos las herramientas que tenemos a nuestro alcance y convirtámonos en economistas del siglo XXI. Es lo que esperan nuestros clientes del siglo XXI.

Foto: pixelcreatures

Cuatro implicaciones fiscales de las devoluciones de las cláusulas suelo

El 21 de enero se ha publicado en el BOE el Real Decreto-ley 1/2017 de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de las denominadas “cláusulas suelo”, que recordamos son aquellas que se aplican a las hipotecas concedidas a interés variable. En este tipo de hipotecas, en las que se aplica un diferencial sobre un índice de referencia (por ejemplo, el Euribor), la cláusula suelo impide que el interés baje de un mínimo aunque la suma de dicho índice más el diferencial esté por debajo. La normativa ahora aprobada tiene por objeto establecer medidas que faciliten la devolución de las cantidades indebidamente satisfechas por el consumidor a los bancos por este concepto.

coins-948603_1920

Pues bien, el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas acaba de publicar las principales implicaciones fiscales de estas devoluciones que se resumen en los cuatro puntos siguientes:

  • No se ha de integrar en el IRPF ni la devolución obtenida -por acuerdo o sentencia-, ya sea en efectivo o con otra compensación, de los intereses indebidamente pagados, ni tampoco los intereses indemnizatorios que se satisfagan al contribuyente.
  • Si los intereses constituyeron base de la deducción por adquisición de vivienda, estatal o de las deducciones reguladas por las Comunidades Autónomas, dichas deducciones se sumarán a la cuota líquida estatal y autonómica del ejercicio en el que se hubiera celebrado el acuerdo, pero solo los correspondientes a ejercicios no prescritos y sin añadir intereses de demora. Si la forma de resarcir al cliente por la entidad de crédito consistiera en reducir el préstamo pendiente, ni habrá que sumar las cantidades deducidas en años anteriores ni el contribuyente podrá deducir por dicha minoración del préstamo.
  • Si los intereses indebidamente cobrados se dedujeron en la base de las declaraciones por IRPF de ejercicios anteriores, por ejemplo, de los rendimientos del capital inmobiliario, la devolución de los mismos obliga a la presentación de declaraciones complementarias de los ejercicios no prescritos, sin recargos, sanciones ni intereses de demora. El plazo para presentar estas complementarias será el comprendido entre la fecha del acuerdo y el fin del siguiente plazo de declaración. Así, por ejemplo, si el acuerdo tiene lugar en marzo de 2017, las complementarias habrá que presentarlas antes del 30 de junio de este año, pero si se produjera el acuerdo en mayo, ya iniciado el plazo de la Renta 2016, el plazo para las complementarias finalizará cuando termine el plazo para presentar Renta 2017, en 2018.
  • En el caso de intereses pagados en 2016, si el acuerdo se consigue antes del 30 de junio de 2017, dichos intereses no formarán parte de la base de las deducciones por adquisición de vivienda ni serán gastos deducibles en la Renta 2016.

Foto: stevpb

¿Puede tu pyme financiarse a través del “crowdlending”?

Si eres el responsable financiero de una pequeña o mediana empresa es muy probable que estés acostumbrado a convivir con dificultades a la hora de obtener financiación ajena. Las pymes, caracterizadas por tener balances más débiles que las grandes empresas y con falta generalizada de avales que cubran el riesgo de sus deudas, tienen que pelear con fuerza por cada euro de fondos ajenos que logran. Convencer a un banco de que se tiene capacidad de devolución de los fondos prestados no es una tarea sencilla.

Si este es tu caso has de saber que, a la oferta tradicional de fondos bancarios que financien las inversiones de tu empresa, en los últimos tiempos se están uniendo nuevas alternativas financieras muy relacionadas con el mundo de la tecnología, fundamentalmente con internet. Nos estamos refiriendo a lo que se conoce como financiación participativa o crowdfunding, por su expresión en inglés, donde la financiación es otorgada por una multitud de inversores a través de una plataforma de internet que actúa como intermediaria.

euro-870757_1920

Dentro de las distintas modalidades que ofrece el fenómeno crowdfunding, si tu empresa lleva cierto tiempo en el mercado, está relativamente ordenada (cuentas anuales publicadas, liquidación de impuestos al día, con beneficios, etcétera) y realmente lo que busca es una alternativa al préstamo bancario que financie las nuevas inversiones que se emprendan, puedes acudir a la opción del crowdlending o crowdfunding de préstamos. En esta modalidad una multitud de inversores, a través de una plataforma de internet, eligen un proyecto empresarial al que prestan dinero, recibiendo a cambio el pago de unos intereses. En cierta medida, estas plataformas de internet están suponiendo una revolución en el mundo financiero que no sabemos bien dónde terminará.

Para la empresa supone acceder a una financiación más ágil y barata que la bancaria, la cual, entre otras cosas, no supone consumo de CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España). Recordamos que este registro oficial refleja las deudas (préstamos, créditos, avales y riesgos en general) que tienen las empresas con las entidades financieras, siendo utilizado por estas para ver el nivel de endeudamiento de las empresas cuando les solicitan un préstamo. En este caso, el préstamo logrado a través de una plataforma de crowdlending no aparece en la CIRBE.

Por tanto, parece interesante que tengas en cuenta esta opción financiera del crowdlending, sobre todo si tienes dificultadas para acceder al préstamo bancario. Es importante señalar que, este tipo de financiación, a pesar de ser algo novedoso, ya cuenta con regulación en España a través de la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

Foto: WerbeFabrik

Balance de lo que nos ha dejado la Economía en 2016

Cuando un año llega a su fin es el momento de echar la vista atrás y hacer balance. Hacemos un repaso a los acontecimientos que han marcado la Economía en 2016, lleno de sorpresas  y también de decepciones.

economia-2016

  • Brexit

Una de las grandes sorpresas del año o decepciones, según se mire. A pesar de que nadie apostaba por una salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, un 51% de los votantes apoyaron esta opción en el referéndum del pasado 23 de junio. Sus consecuencias inmediatas fueron la dimisión del primer ministro británico, David Cameron, la depreciación de la libra y las caídas de las bolsas europeas.

El brexit también marcará el año entrante, ya que las negociaciones para la ruptura con la UE se iniciarán en marzo y los más agoreros prevén que la deuda pública y la inflación se disparen.

  • La elección de Donald Trump en EE.UU

El resultado de las elecciones en Estados Unidos, durante décadas líder de la economía global, supuso un auténtico shock tanto dentro como fuera de sus fronteras aunque, afortunadamente, el ‘efecto Trump’ no se vio reflejado en las bolsas de todo el mundo. El magnate pretende que Estados Unidos crezca un 4% anual, con promesas en su programa electoral de bajar los impuestos a empresas, simplificar el abanico fiscal y dar más libertad al sector financiero.

Parece ser que Trump intentará replantear los tratados comerciales de Estados Unidos con Europa y, muy especialmente, con las economías emergentes. 2017 desvelará las incógnitas de sus políticas.

 

  • Papeles de Panamá

Este escándalo supuso un verdadero tsunami que destapó cuentas offshore de jefes de Estado y primeros ministros de todo el mundo, entre otras personalidades, e hizo caer al primer ministro islandés, Sigmundur David Gunnlaugsson, o al ministro Soria en España.

El revuelo ocasionado por este escándalo ha desembocado en unas medidas de control más estrictas, que intentan frenar la evasión fiscal y los métodos para eludir el pago de impuestos.

 

  • Grecia

Grecia volvió a revelarse contra la Comunidad Europea tras la decisión de su primer ministro, Alexis Tsipras, de conceder una paga extra a los pensionistas gracias al superávit primario conseguido tras años de austeridad.

La respuesta europea fue suspender las medidas de alivio de la deuda, como la renegociación de los periodos de vencimiento. En enero de 2017 se reanudarán dichas medidas pero Tsipras ya ha adelantado que no abocará a su país a una austeridad eterna. El pulso continuará.

 

  • Hucha de las pensiones

Tras el fuerte impacto de la crisis en la estructura del Estado del Bienestar, una de las preocupaciones más extendidas entre los españoles se centra en esta cuestión ya que, según todas las previsiones y de continuar el ritmo de extracciones, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social se agotará en 2017.

El Gobierno ha empezado a hacer cálculos para saber cuánta deuda pública necesitará colocar el Tesoro para poder hacer frente a las pagas extraordinarias de los pensionistas en los próximos años.

En resumen, 2016 queda atrás con un panorama nada halagador. 2017 tiene por delante mucho trabajo en materia económica para seguir intentando relanzar la economía mundial. ¿Qué rumbo crees que tomará la Economía el próximo año?

 

5 libros de economía para dejar debajo del Árbol de Navidad

La Navidad es una época muy especial, pero también puede ser un quebradero de cabeza. Los compromisos sociales se acumulan y es difícil sacar tiempo para dar a basto con todas las obligaciones propias de estas fechas.

Hoy nos hemos propuesto aligeraros un poco la carga y proponeros algunos de los libros más interesantes sobre economía. Tanto si este año en el amigo invisible te ha tocado el familiar economista, como si ese familiar eres tú y te gustaría compartir tu conocimiento sin tener que dar una clase magistral en la cena de Nochebuena, seguro que este lista puede ayudarte con tus regalos.

librosLas corbatas y los perfumes están muy vistos. Además, ¿hay algo mejor que recibir un libro por Navidad? Desde luego, es un regalo que demuestra mucho interés por parte de quien lo da y hace más sabio al que lo recibe. Todo un acierto.

Flash Boys:

Michael Lewis, exbroker y periodista económico trata de arrojar luz sobre la teoría de que los ordenadores manipulan el mercado bursátil. Basado en las denuncias de los movimientos críticos con la banca, el libro se adentra en las operaciones realizadas por los equipos de alta frecuencia. El libro fue un éxito en su lanzamiento, ya que coincidió con una investigación del FBI sobre este tipo de prácticas.

El arte de empezar:

Guy Kawasaki nos da las claves en este libro para comenzar un negocio y saber cómo lanzar productos y servicios de éxito al mercado. Un buen punto de arranque El autor es uno de los profesionales en emprendimiento más reconocidos del mundo, por lo que dejarse orientar en las primeras etapas por él, parece una buena idea.

La economía en 365 preguntas:

Una pregunta para cada día del año de la mano de uno de los economistas más mediáticos de nuestro país, Leopoldo Abadía. Todo un ejercicio para hacer llegar los conceptos económicos de forma clara y directa. Con un lenguaje sencillo, Abadía arroja luz sobre algunas de las dudas más comunes de los no iniciados.

Nunca te fíes de un economista que no dude:

Los autores de este libro se toman la economía como algo transversal a cualquier circunstancia de la vida. No es algo aislado. El punto de partida de Javier García, Andrés Alonso y Abel Fernández es la humildad para utilizar la duda como herramienta de descubrimiento científico.

 La declaración de la renta para dummies:

 El ejemplar más práctico de la lista. Todo el mundo teme, en mayor o menor medida, el momento de enfrentarse a los impuestos. De esta forma, cualquier economista puede librarse de las típicas llamadas de amigos y familiares cuando la campaña se acerca. Alejandro Ebrat, su autor, crea una guía útil para liberar a los economistas de esas dudas.

Con esta selección de libros cualquier economista puede hacerse entender entre sus allegados. O incluso ampliar sus propios conocimientos.

¿Se os ocurre algún libro más sobre economía que regalar a vuestros amigos o familiares?

 

 

 

 

3 startups españolas que pisan fuerte

El emprendimiento es una forma de entender el empleo y la economía que está en boca de todos hoy en día. En un contexto de crisis y paro, a veces la única alternativa pasa por arriesgarse a dar el salto y construir nuestro propio modelo de negocio. Aunque al principio pueda asustar, si contamos con una buena idea acompañada de un planteamiento coherente y bien estructurado, las posibilidades de éxito son muy reales.

Para entender este contexto, hay que aclarar un concepto clave: el de startup. Se trata de empresas de reciente creación con un amplio potencial de desarrollo. Aunque pueden centrarse en cualquier tipo de sector productivo, el término viene usándose comúnmente para referirse a compañías vinculadas con la tecnología.

startups

El desarrollo de las nuevas tecnologías de la comunicación ha hecho posible que este tipo de proyectos cuenten con el impulso necesario para darse a conocer y llegar a posibles inversores.  Esto constituye un punto fundamental, ya que lo más habitual es que para poner en marcha su negocio, los emprendedores que apuestan por una startup no recurran a las fuentes financiación clásicas como los créditos bancarios.

La proliferación de este tipo de empresas responde en gran medida a un cambio de mentalidad en los planteamientos laborales, especialmente entre los jóvenes. Ante la falta de oportunidades, el ingenio se agudiza y las ideas innovadoras se abren paso.

En los últimos años, España se ha convertido en un fértil invernadero de proyectos con gran visibilidad internacional. Si hay algo que se puede argumentar en contra de este modelo de negocio es su temporalidad. Siempre resulta complicado encontrar un hueco para la innovación. Sin embargo, con el paso del tiempo, se está consolidando y creciendo en cantidad y calidad.   Vamos a repasar algunas de las startups españolas más originales.

- Socialpoint:

El sector de los videojuegos orientados a su consumo en smartphones o a través de plataformas sociales es uno de los más rentables dentro del sector del emprendimiento tecnológico. Algunas de sus creaciones han tenido una gran acogida a nivel internacional. La clave de su éxito pasa por entender los hábitos de consumo de sus usuarios para ofrecerles experiencias de juego a medida.

- Cuicuistudios:

Es una app orientada al aprendizaje mediante el juego. Se trata de un sector con un gran desarrollo en los últimos tiempos, ya que cada vez más, la educación 2.0 está abriéndose paso en la sociedad. Esta plataforma recoge las mejores apps para fomentar el aprendizaje basándose en la teoría de las inteligencias múltiples, que divide las habilidades cognitivas en ocho categorías. Los contenidos se dividen por edades y habilidades a trabajar y permite a los padres hacer un seguimiento del desarrollo de los niños.

 – Uara:

Se trata de una empresa de carácter social. Se dedican a la comercialización de agua mineral y revierten todos los beneficios que generan en favorecer el acceso a agua potable en todo el mundo. Las botellas que utilizan están hechas con plástico completamente reciclado. Una idea que busca crear un impacto positivo, no sólo para sus usuarios, sino a nivel global.

El tejido empresarial de las startups se mantiene, en gran medida, gracias a las inversiones extranjeras que alcanzan en torno al 40 por ciento del total. En cuanto a las cifras internas, Cataluña es la Comunidad Autónoma que más apoya el desarrollo de este tipo de negocios.

Para los economistas, el terreno de las startups plantea muchas oportunidades, ¿te has planteado alguna vez dar el salto y crear tu propia empresa? ¿Conoces algún ejemplo de empresa de este tipo que te llame especialmente la atención? Si tienes una idea original, el emprendimiento es tu camino.

 

 

3 nuevos modelos productivos en los que desarrollarse como economista

El mundo está cambiando rápidamente a todos los niveles. En otros momentos de la historia las etapas eran más prolongadas y los cambios se producían con relativa lentitud. Las novedades tecnológicas son la causa de la aceleración en el ritmo con el que esos cambios se producen y se popularizan hoy en día.

A partir de los años ochenta, el modelo productivo japonés se extiende por el mundo como respuesta a la situación de crisis global que existía en ese momento. Con este modelo, se populariza el trabajo en grupos y se apuesta por el control total de la producción para garantizar la calidad de los resultados. La racionalización del trabajo toma el mando en la economía mundial.

Sin embargo, nada dura para siempre y una nueva situación de crisis he hecho saltar las alarmas a nivel planetario, por lo que se hace obligatorio replantearse de nuevo los modelos de producción.

startup-photos-large

1. Economía colaborativa: El desarrollo de Internet ha conseguido poner en contacto a personas con intereses comunes sin importar en qué lugar del mundo se encuentren. Por ello, no es de extrañar que el consumo colaborativo se haya abierto paso en la economía mundial utilizando las nuevas tecnologías como herramienta.

La base de este modelo es el intercambio de bienes y servicios que se pueden compartir a través de distintas plataformas digitales. Esto conlleva, a su vez, un importante impulso al desarrollo tecnológico. Además, el contacto entre distintos usuarios supone un enriquecimiento cultural que está haciendo cambiar muchas mentalidades en torno a la necesidad de poseer frente a la oportunidad de compartir.

2. Startups: Para algunos se trata de una moda pasajera puesta en marcha por jóvenes apasionados de la tecnología, pero lo cierto es que esta forma de producción genera unos beneficios que hablan por sí mismos. En España, en los últimos dos años el número de empresas de este tipo se ha multiplicado exponencialmente, lo que da buena cuenta de su popularidad y rendimiento. Se calcula que por cada puesto de trabajo directo que genera una startup, se crean 4 indirectos.

Este modelo productivo conlleva muchos beneficios no solo a nivel empresarial, si no que ha calado en la forma de entender el empleo entre los jóvenes que se incorporan al mercado laboral. Su planteamiento apuesta por la transformación del sistema económico pasando por la creación de empleos de calidad y una mejora directa en la productividad de las empresas.

3.Ecología: El agotamiento de los recursos naturales es un hecho. Para afrontar esta situación, algunos teóricos plantean un cambio de modelo que sustituya la linealidad actual por uno cíclico. La producción no debe agotarse con el consumo, sino que tiene que volver al origen del proceso continuamente. Por ello, el reciclaje es el elemento diferenciador clave para que esta teoría funcione.

Las energías renovables son el aceite que hace que la maquinaria de este modelo de producción funcione. Incluso los deshechos generados en procesos industriales o de consumo doméstico pueden dar lugar nuevos recursos que reactiven el proceso. El agotamiento de un producto supone la puesta en marcha de otro, activado un ciclo sin fin.

Esta revolución productiva abre un abanico inmenso de oportunidades para aquellas empresas y profesionales que se muestren abiertos a los cambios y sepan adelantarse a la situación.

 

 

 

 

 

5 nuevas profesiones para economistas

El mercado laboral está en constante evolución. Algunas de las profesiones más demandadas en la actualidad ni siquiera existían hace apenas cinco años. Saber adaptarse a esos cambios y adelantarse a las tendencias es fundamental para encontrar un hueco en el cada vez más competitivo mercado laboral.

Los roles tradicionales se mezclan con las nuevas tecnologías dando lugar a un abanico de posibilidades desconocidas hasta el momento. Las crisis conllevan oportunidades, pero hay que saber identificarlas para no quedarse atrás en la dura labor de labrarse una carrera profesional de éxito.

5-nuevas-profesiones-para-economistas

Así, un licenciado en Economía que se especialice en el sector tecnológico puede encontrar oportunidades de desarrollo que quizá no se había planteado a la hora de empezar sus estudios. Repasamos algunas de esas posibilidades a través de las profesiones más demandadas en el terreno económico.

1. Experto en Big Data: la profesión estrella de 2016. En la actualidad, los entornos digitales generan tal cantidad de datos sobre sus usuarios que se hace necesaria una figura que se ocupe de su gestión y análisis. Estos profesionales son los encargados de extraer conclusiones para determinar las estrategias que los negocios deben seguir para cumplir sus objetivos de crecimiento, por lo que los economistas encajan a la perfección en este perfil.

2. E- commerce Manager: es el responsable del desarrollo comercial y la experiencia del cliente en el proceso de venta online. Debe tener conocimiento sobre todas las herramientas digitales disponibles para el éxito comercial de su proyecto, que se centra en tres aspectos fundamentales: costes, calidad y plazos.

3. Business Adquisition Specialist: profesional del área de ventas. Se encarga de generar tráfico hacia la empresa a través de distintos canales, especialmente digitales. Su misión es desarrollar estrategias que tengan como resultado último el crecimiento del negocio y la evaluación de los resultados de las mismas.

4. Consultor IT: se encarga de analizar el mercado y aconsejar a empresas sobre cómo utilizar las tecnologías de la información para conseguir mayor rendimiento financiero. Se trata de un puesto en continuo desarrollo, sujeto a la innovación en el campo de las telecomunicaciones.

5. Especialista en Marketing Digital: se trata de una profesión en constante evolución, solo apta para personas con una alta capacidad de adaptación a los cambios. Si lo tuyo son los retos y te consideras un early adopter en cuestiones tecnológicas, con habilidades analíticas y creativas, tu futuro puede estar en este campo lleno de retos y oportunidades basados en el planteamiento de estrategias innovadoras.

Adaptarse a los nuevos tiempos es fundamental en el mundo empresarial. Si entre tus pasiones se encuentra la tecnología y la comunicación, es probable que tu perfil encaje en alguna de las profesiones que te proponemos. ¿Alguna de ellas entra en tus planes de futuro?