EVITA LA PUBLICIDAD NO DESEADA

27 de enero de 2019

¿Harto de las llamadas a deshoras? ¿Sobre todo, porque son en fines de semana, a la hora de la siesta, por la noche, etc.?, y para “venderte” algo que no necesitas o que no has pedido.

El Servicio de Lista Robinson te permite, de forma fácil y gratuita, evitar publicidad de empresas de las que no seas cliente o a las que no hayas facilitado tu consentimiento. Funciona para publicidad por teléfono, correo postal, correo electrónico y SMS/MMS.

robinsons-77512_640

Y también puedes a través de este servicio notificar a las empresas de las que ya seas cliente que no quieres recibir más notificaciones. Para esto hay que tener en cuenta que no recibirás ningún tipo de nueva oferta en el futuro.

Este servicio es para todos los ciudadanos y es gratuito y muy sencillo de apuntarse. Puesto que es posible que sus datos estén siendo tratados ya por alguna entidad en este momento, su inscripción será efectiva en el plazo de tres meses desde el día siguiente a su inscripción.

Si estás interesado en apuntarte a las listas robinson:

https://www.listarobinson.es/

Foto: the_wizard

UNA APROXIMACIÓN SOBRE CÓMO PUEDEN LOS DESPACHOS Y EMPRESAS ABORDAR LA PROTECCIÓN DE DATOS

25 de noviembre de 2018

El pasado 25 de mayo de 2018 entró en vigor la nueva normativa de Protección de Datos, a través de un Reglamento de la Unión Europea, que es de obligado cumplimiento por todos los países. En estos momentos, se está tramitando una Ley en el Parlamento español que sustituya a la normativa actual, adecuándose al reglamento europeo.

El RGPD modifica algunos aspectos del régimen actual y contiene nuevas obligaciones que deben ser analizadas y aplicadas, teniendo en cuenta las circunstancias propias de cada empresa. Es de aplicación obligatoria para los datos de carácter personal (que estén en una nube, en un ordenador o en papel, etc.), tanto si es por recogida, conservación, consulta, utilización u otro tratamiento de esos datos.

regulation-3246979_640

Seguro que la mayoría de las empresas son conocedoras del cambio del pasado 25 de mayo de 2018, pero una vez pasados los primeros días y perdido el “miedo a la nueva situación”, habremos ido perdiendo fuerza en la adaptación y el control.

Por tanto, es el momento de hacer una reflexión sobre si hemos hecho todos los cambios necesarios. En concreto, tendremos que revisar:

  1. Si todos los datos personales que tenemos (y de los que hacemos uso) se sustentan en un interés legítimo y/o tenemos el consentimiento expreso del interesado.

Por ejemplo: hay que ver todas las direcciones de correos electrónicos a los que enviamos masivamente con contenidos informativos y al mismo tiempo publicitario, newsletter y, en general, cualquiera que se aparte del ámbito estricto del suministro de servicios a cada cliente.

  1. Si las cláusulas informativas en los documentos de recogida de datos, pies de correos electrónicos, formularios de la página web y sus políticas de privacidad y aviso legal, avisos de cámaras de videovigilancia, etc., se ajustan a los derechos de los interesados previstos en el RGPD.
  2. Si los tratamientos de los datos que estén externalizados se sustentan en un contrato de tratamiento de datos que vincule al encargado respecto del responsable.
  3. Si en el proceso de evaluación y mitigación de riesgos de diversa probabilidad y gravedad para los derechos y libertades de las personas físicas, el responsable de tratamiento ha previsto las medidas técnicas y organizativas apropiadas a fin de garantizar un nivel de seguridad adecuado al riesgo y poder demostrar que el tratamiento es conforme al RGPD.
  4. Si se ha documentado mediante un registro de actividades para cada uno de los tratamientos identificados, que habrá de contener el análisis de los riesgos, las cláusulas informativas a incluir en los formularios de solicitud de información, el documento a anexar en cada uno de los contratos de prestación de servicios y un anexo con recomendaciones sobre medidas de seguridad aplicables a los tratamientos de datos personales, permite al responsable de tratamiento establecer un enfoque proactivo en el tratamiento de datos personales y abordar con garantías la adecuación del despacho al RGPD.
  5. Si estamos obligados a nombrar a un Delegado de Protección de Datos (DPD o DPO) y, en caso afirmativo, si se comunicó este nombramiento a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD)

matrix-2883622_640Como resumen, la relación con el cliente o proveedor está sustentada en un contrato, por lo que se pueden seguir enviando facturas, albaranes, notificaciones, correos, etc, basados en ese contrato.

Para enviarles algo fuera de la relación contractual que mantengamos (publicidad de otros productos no contratados, etc), lo mejor es recabarles el consentimiento y, sobre todo, en caso de duda, abstenernos de enviar nada. Si la información que se tiene es de una empresa, no sería información personal en relación con el Reglamento de Protección de Datos.

Importante, no hay que olvidarse de los archivos en papel. Esta normativa no se dirige exclusivamente a archivos informáticos, lo que ocurre es que hoy día este tipo de archivos (informáticos) son mayoría en las empresa, y esto hace que se nos olvide establecer protocolos de actuación en relación con la conservación, acceso, destrucción, etc, de la documentación en papel que contiene datos personales.

 

Fotos: TheDigitalArtist y geralt

Los economistas y la economía digital

14 de mayo de 2018

España está en la media de la UE en desarrollo digital, pero por debajo de lo que le corresponde por su peso económico

Según se desprende de las conclusiones de libro 2Los economistas y la economía digital” –publicado por el Consejo General de Economistas de España–, nuestro país, pese a ser la quinta potencia económica de Europa, ocupa el puesto 14 del ranking de la UE-28 en desarrollo digital. No obstante, España se encuentra por encima de la media en tres aspectos: uso de internet por los ciudadanos; digitalización de las empresas y comercio electrónico, y en servicios públicos digitales (Administración electrónica, siendo el aspecto mejor puntuado).system-3327289_640

El hecho de que algo más del 50% de la población realice trámites on line con la Administración evidencia que vamos por el buen camino. No obstante aún queda mucho camino por recorrer. Entre los principales problemas que afectan a nuestro país en materia de digitalización, podemos señalar tres:

* la necesidad de reforzar las inversiones en I+D+i y mejorar los incentivos fiscales en este ámbito;

* que el desarrollo digital se realice de forma coordinada y con los mismos criterios en todas las Comunidades Autónomas, de forma que se garantice el uso de un mismo sistema, con el consiguiente ahorro de costes y homogeneidad en la gestión, y

* que la Administración no solo facilite herramientas tecnológicas, sino también el soporte de expertos que ayuden a ciudadanos y empresas a afrontar los continuos cambios en materia de digitalización (sistema de notificaciones, expediente electrónico, LexNET, firma digital…

No obstante, existen países en Europa, más desarrollados económicamente que nosotros que ocupan en el DESI una posición más baja: Francia (16º) e Italia (25º).

Libro Los economistas y la economía digital

Comparativa comparativa del grado de desarrollo digital en España y la Unión Europea

Foto: geralt