¿Cuándo resulta obligatorio consolidar las cuentas anuales?

27 de febrero de 2017

La obligación de consolidar las cuentas anuales surge cuando existe una vinculación entre dos o más sociedades mercantiles que constituyen lo que se denomina un grupo de sociedades. En este sentido, el artículo 42 del Real Decreto de 22 de agosto de 1885, por el que se publica el Código de Comercio señala que “toda sociedad dominante de un grupo de sociedades estará obligada a formular las cuentas anuales y el informe de gestión consolidados”.

Foto_post_4

La duda aquí es clarificar cuándo se considera que existe un grupo de sociedades. Como nos recuerdan desde el órgano especializado Economistas Contables (EC) del Consejo General de Economistas, el propio artículo 42 del Código de Comercio señala que “existe un grupo cuando una sociedad ostente o pueda ostentar, directa o indirectamente, el control de otra u otras”. Dicho control se produce cuando una sociedad (dominante) se encuentra en relación con otra sociedad (dependiente), en alguna de las siguientes situaciones:

  • Posea la mayoría de los derechos de voto.
  • Tenga la facultad de nombrar o destituir a la mayoría de los miembros del órgano de administración.
  • Pueda disponer, en virtud de acuerdos celebrados con terceros, de la mayoría de los derechos de voto.
  • Haya designado con sus votos a la mayoría de los miembros del órgano de administración, que desempeñen su cargo en el momento en que deban formularse las cuentas consolidadas y durante los dos ejercicios inmediatamente anteriores.

No obstante, el artículo 43 del Código de Comercio señala una serie de dispensas y excepciones a la obligación de consolidar como, por ejemplo, la de que la sociedad dominante no supere unos determinados límites de activo, cifra de negocios o número medio de empleados.

Hay que señalar que la obligación legal de formular cuentas anuales consolidadas no exime a las sociedades mercantiles integrantes del grupo, de formular sus propias cuentas individuales. Por otro lado, si la formulación de las cuentas anuales es obligatoria, la auditoría de las mismas también lo será. En cambio, si la sociedad dominante formula las cuentas consolidadas de forma voluntaria, la obligación de auditarlas solamente existirá si se depositan en el Registro Mercantil.

Foto: maxlkt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>