Las EAFIs no deben ser un servicio solo para ricos

7 de abril de 2017

Cuando hablamos de las Empresas de Asesoramiento Financiero (EAFIs) nos estamos refiriendo a personas físicas o jurídicas que pueden prestar exclusivamente el servicio de asesoramiento en materia de inversión, que consiste en realizar recomendaciones sobre instrumentos financieros idóneos al perfil de riesgo del cliente, previamente evaluado.  Así mismo, pueden prestar los servicios auxiliares de asesoramiento a empresas sobre estructura de capital, estrategia industrial y cuestiones afines y de elaboración de informes de inversiones y análisis financieros.

A diferencia de un agente bancario que solamente presenta a sus clientes los productos que comercializa la entidad a la que representa, una EAFI puede recomendar cualquier producto que exista en el mercado financiero, siempre que sea adecuado para sus clientes. En este sentido, las EAFIS cobran a sus clientes por el asesoramiento que les prestan y no por producto, lo cual les dota de una mayor transparencia y garantiza la búsqueda del mejor producto para el cliente.

Dado que el único servicio de inversión que prestan las EAFIs es el de asesoramiento, es imposible que haya venta cruzada de servicios y por tanto que exista conflictos de interés, como ocurre con otras entidades autorizadas a prestar asesoramiento.

Foto_post_7

Como se señala desde el registro de Economistas Asesores Financieros (EAF) del Consejo General de Economistas, las EAFIs pueden jugar un papel muy importante en la mejora de la formación financiera de la sociedad española, siendo conveniente tanto para inversores como profesionales, contar con una amplia red de empresas de asesoramiento financiero que permita a cualquier inversor, no solo a los más ricos, contar con un asesoramiento de calidad y especializado. La aparición de nuevas vías de inversión relacionadas con la tecnología como, por ejemplo, las plataformas de financiación participativa (crowdfunding, crowdlending, etcétera), la mayor sofisticación de los instrumentos financieros y los bajos tipos de interés, hacen que los inversores puedan incurrir en riesgos que desconocen, de ahí la importancia de la EAFI como un aliado al que acudir antes de tomar sus decisiones de inversión.

Las EAFIs están autorizadas y supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y por tanto deben cumplir unas estrictas normas de conducta, cuyo primer objetivo es la protección del inversor. Capítulo aparte son aquellas personas o entidades que realizan asesoramiento sin tener la debida autorización (chiringuitos financieros), con los que, como nos recuerdan desde EAF, hay que extremar las precauciones.

Foto: Tumisu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>