Los 5 mayores escándalos financieros de la historia

Gordon Gekko, uno de los economistas más famosos de la ficción, dijo en un famoso discurso en la Universidad de California en Berkeley:

“La codicia, a falta de una palabra mejor, es buena; es necesaria y funciona. La codicia clarifica y capta la esencia del espíritu de evolución. La codicia en todas sus formas: la codicia de vivir, de saber, de amor, de dinero; es lo que ha marcado la vida de la humanidad.”

Sin embargo, ante esta ambición desmedida contamos, en España, con un refrán muy acertado: “La avaricia rompe el saco.” Y eso es lo que parece haberle pasado a algunas instituciones o inversionistas que, por su mala gestión, acabaron inmersos en escándalos económicos que acabaron con su reputación de un plumazo.

 

escandalos-financieros

 

A continuación, os presentamos a 5 economistas que fueron más lejos de lo que debían, y protagonizaron algunos de los mayores escándalos económicos de la historia:

 

  1. Bernard Madoff pasó de ser el gestor favorito de los ricos de Florida y Manhattan al protagonista de una de mayores estafas financieras que hemos conocido. Madoff estafó a sus clientes durante 20 años y su fraude formó un agujero de 50.000 millones de dólares en varios países. Lo más increíble es que, durante todo ese tiempo, ni la SEC, ni el FBI, ni auditores o agencias de rating se dieran cuenta de nada.

 

  1. Jerôme Kerviel fue condenado por haber causado pérdidas de 7.000 millones de dólares al banco Société Générale (SG). Sus operaciones pasaron desapercibidas en la entidad gracias a sus conocimientos del sistema informático. Kerviel apostaba una gran cantidad de dinero a que ciertas acciones subirían o bajarían, y acabó estrellándose, resultando culpable de abuso de confianza, falsificación y fraude. Más le habría valido darse una vuelta por Las Vegas.

 

  1. Nick Leeson decidió invertir en el índice Nikkei de Japón, apostando por la caída del yen y provocando el colapso del banco británico Barings, al perder la friolera de más de 1,300 millones de dólares. Esta acción llevo al banco a la quiebra, que fue vendido simbólicamente en una libra esterlina al banco holandés ING.

 

  1. Liu Qibing, operador en la Bolsa de Metales de Londres que trabajaba supuestamente en representación del gobierno chino, decidió que el cobre iba a caer, consiguiendo pérdidas por más de 800 millones de dólares. El buró de la Reserva Estatal de Shangai donde afirmaba trabajar Liu Qibing, negó conocerlo. Si te he visto, no me acuerdo.

 

  1. Peter Young, trabajador del banco británico Morgan Grenfell, perdió la cabeza a causa de su mala gestión, que ocasionó al banco pérdidas por más de 220 millones de libras esterlinas, en inversiones no autorizadas. Un jurado determinó que no estaba mentalmente capacitado para ir a juicio, ya que se presentó en ante un tribunal de Londres vestido de mujer. Una estrategia mucho mejor que las realizadas en bolsa.

 

Está claro que invertir es un riesgo y más si creemos que lo único que necesitamos para triunfar en bolsa es nuestro “buen olfato”. ¿Conocíais estos escándalos? ¿Hay alguno que os haya llamado especialmente la atención o queréis aportar uno nuevo? ¡Contádnoslo en comentarios!

 

 

5 anécdotas y curiosidades del mundo de la Economía (II)

Los economistas tenemos fama de serios y aburridos, algo que se ha acrecentado con la crisis. Para más inri, da la impresión de que solo aparecemos en escena para dar malas noticias sobre la economía mundial, y además, en el imaginario colectivo, aparecemos como profesionales con despachos lujosos, trajes caros e impresionantes casas, pero… nada más lejos de la realidad.

 

salvador dali anecdotas economia II

 

Para dar buena cuenta de que el mundo de la economía no es nada aburrido, hoy retomamos el post de la semana pasada en el que, gracias a anécdotas y curiosidades, humanizamos un poco este sector, repleto de un gran sentido del humor.

 

  1. El método Dalí para pagar cheques. No cabe duda de que Dalí era un genio y sabía sacar buen provecho de ello. Cuando salía a cenar, el famoso pintor no se privaba de nada gracias a su infalible método para pagar cheques. Llegado el momento de abonar la cuenta, como cualquier persona, sacaba su cheque y escribía el montante. Pero, en el reverso, hacía un dibujo y lo autografiaba, asegurándose así de que el dueño no cobraría el cheque, sino que lo enmarcaría y colocaría en el mejor lugar del restaurante.

 

  1. Los chistes de Reagan en sus discursos. Ronald Reagan, actor reconvertido en el cuadragésimo presidente de los Estados Unidos, tenía en su equipo a los mejores redactores de discursos. En uno de ellos dijo una frase que pasará a la historia de las anécdotas de economistas: “Debería existir una versión del Trivial Pursuit para economistas: Con cien preguntas y trescientas respuestas.” Y es que los economistas no siempre se ponen de acuerdo.

 

  1. El premio Nobel más longevo. El economista estadounidense de origen ruso, Leonid Hurwicz, recogió el prestigioso premio de Economía en el año 2007, a los 90 años de edad. Además, debido a su avanzada edad y a la imposibilidad de desplazarse a Suecia, no recibió el premio en Estocolmo, sino en Minneapolis. Aceptó el Nobel de manos del embajador sueco Jonas Hafstrom en el paraninfo de la Universidad de Minnesota.

 

  1. “Millonarios” que no eran millonarios. En España residen más de 400.000 millonarios. Sin embargo, la palabra millón data del año 1300, por lo que hace 700 años hubieran sido “miriadistas”. La palabra “miríada” proviene del griego e indica 10.000. Arquímedes, uno de los matemáticos más grandes de la historia, utilizó el término “miríadas de miríadas de miríadas” para calcular el número de semillas de amapolas en el universo. Cada uno se entretiene como quiere.

 

  1. La moneda de oro más grande del mundo. Con un peso de 100 kilos y 53 centímetros de diámetro, la conocida como Maple Leaf es, según el Libro Guiness de los Récords, el objeto de oro más puro del mundo, además de la más grande. Existen 5 ejemplares de esta moneda en todo el mundo, que tiene a la reina a la reina Isabel II de Inglaterra por una cara y, por la otra, tres hojas de arce.

 

Y hasta aquí nuestra pequeña muestra de las miles de anécdotas que existen en el universo economista. ¿Cuál es tu favorita? ¿Echas de menos alguna? ¡No lo dudes, cuéntanosla en los comentarios!

 

 

5 anécdotas y curiosidades del mundo de la Economía (I)

Qué sería de la vida sin las anécdotas. Nos ponen los pies en la tierra y nos hacen ver que todos somos humanos. La economía está repleta de ellas y de otras curiosidades que nos demuestran que es tan divertida como cualquier otra disciplina (o puede que incluso más). ¿Quién dijo que la economía tenía que ser seria?

 

harry truman

 

Hoy te queremos mostrar el primero de dos posts en los que os mostraremos algunas curiosidades y anécdotas del mundo de la Economía que probablemente no conocíais. ¿Creíais que lo sabíais todo sobre esta disciplina?

 

  1. Dinero sucio… literalmente. No, no estamos hablando de nada relacionado con la corrupción. Según diversos estudios, un virus común puede sobrevivir fuera del cuerpo humano unas 48 horas. Sin embargo, en un billete en circulación, se ha comprobado que, por ejemplo un virus de la gripe puede hacerlo… ¡hasta 17 días! Ante este dato, mejor lavarnos las manos cada vez que manejemos dinero…

 

  1. El economista manco. Se cuenta que Harry Truman, que fue presidente de Estados Unidos entre 1945 y 1953, solicitó a su gabinete contratar a un economista manco, para, de forma irónica, tener la imposibilidad de dar un consejo y luego decir: “on the other hand”, ajustándose al sentido literal de la expresión anglosajona: “on the one hand… on the other hand”. Economía y Política a veces no tienen nada que envidiar a las mejores comedias.

 

  1. Este muerto está muy vivo. Piero Sraffa fue un importante economista italiano y fundador de la escuela Neo Ricardiana. Se dice que, un día, mientras hacía escalada con amigos, se cayó de una montaña teniendo la fatal suerte de fracturarse el cráneo. Tras varios días de estar inconsciente, todos pensaron que estaba muerto o que iba a morir. Se sentaron alrededor de él llorando, y dijeron: “Piero, no nos dejes”. De repente, Piero recobró la consciencia y les dijo: ¿Por qué estáis haciendo tanto escándalo? Tengo un terrible dolor de cabeza y lo único que quiero es dormir”

 

  1. El origen del IRPF. El IRPF se inventó en Inglaterra. En plena guerra contra Napoleón y ante el riesgo de una invasión desde el Canal de la Mancha, al primer ministro William Pitt le urgía una inyección de dinero en efectivo para llenar las arcas del estado y así poder costearse la guerra. Pitt creó un impuesto sobre la renta temporal, que se aplicaría a toda Gran Bretaña salvo Irlanda. Por la Ley de 1799 se gravaba con un 10% los ingresos de más de 60 libras y había reducciones a las rentas de hasta 200 libras.

 

  1. Solo hay una mujer que ha ganado el Nobel de Economía. Por extraño que parezca, así es. La única mujer que tiene en su haber ser la ganadora de este prestigioso galardón es Elinor Ostrom, que lo recibió en 2009, compartido con Oliver E. Williamson, por “su análisis de la gobernanza económica, especialmente de los recursos compartidos”. Ojalá y que en el futuro sigamos viendo más casos como éste.

 

Como veis, numerosas anécdotas y curiosidades llenan la historia de la economía hasta nuestros días… ¿Qué os parecen? ¿Cuáles conocíais y cuáles no? ¿Podríais aportar alguna que no esté aquí? ¡Animaos y dejadnos vuestras historias en los comentarios!

La semana que viene os traeremos la segunda parte de “5 anécdotas y curiosidades del mundo de la Economía (II). Serán tan interesantes como éstas.

 

 

5 famosos que no sabías que estudiaron economía

La vida es impredecible… muchos de nosotros tenemos claro lo que queremos ser y hacer en ella, mientras que otros nos vamos dando cuenta durante el camino. Esto se aplica cuando estudiamos la carrera que, se supone, nos preparará para el trabajo del mañana, ese al que dedicaremos una gran parte de nuestra vida. Estudiamos porque tenemos una vocación, porque verdaderamente nos gusta, o porque nos dará un buen trabajo.

Como aquí de lo que hablamos es de economía, nos parece curioso señalar algunos personajes famosos que todos conocemos por desempeñar profesiones ligadas al mundo del espectáculo, de la política o del deporte, pero que sin embargo, empezaron sus carreras ligadas al universo económico. Por eso, hoy queremos mostraros: 5 famosos que no sabías que estudiaron economía. ¿O sí?

 

  1. Arnold Schwarzenegger: El famoso actor y gobernador de California estudió un Bachelor of Arts por correspondencia en la Universidad de Wisconsin-Superior, donde se graduó en Negocios y Economía internacional en 1979. De todos es sabida su posterior faceta como culturista y actor, pero es un hecho curioso que este “héroe de acción” lleve en sus venas el gusto e interés por la economía.

 

arnold schwarzenegger

 

  1. Gene Kelly: Seguro que todos le conocéis más por sus rítmicas piernas que por su faceta como economista, pero lo cierto es que Kelly estudió Economía en la Universidad de Pittsburgh, donde ingresó en 1933. Sus estudios propiciaron que pudiera montar una academia de baile, con la que ganar dinero y poder irse a Nueva York, para triunfar posteriormente como el bailarín que todos conocemos.

 

gene kelly

 

  1. Cate Blanchett: La actriz australiana es una de las más famosas del panorama actual hollywoodiense, además de una de las más premiadas, contando en su haber con Globos de Oro, Bafta y Oscar. Lo que pocos saben es que Blanchett se matriculó en la Universidad de Melbourne para estudiar Economía. Lo cierto es que abandonó la universidad por no tener claro su futuro, que al final derivaría en la actuación. Pero, quién sabe lo que hubiera pasado si hubiera continuado su viaje como economista… ¿hubiera sido igual de exitosa que en el mundo del séptimo arte?

 

cate blanchett

 

  1. Mick Jagger: El mítico líder de la banda Rolling Stones obtuvo una beca para estudiar en la London School of Economics, gracias a sus buenas notas de secundaria en Dartford Grammar School. Allí comenzó a estudiar Economía, pero nunca acabó la universidad. De no haberlo hecho, quizá podríamos estar hablando de una gran figura en ese terreno -pero probablemente nos hubiéramos quedado a su vez sin todo un icono de la música-.

 

mick jagger

 

No queríamos cerrar esta lista sin incluir a un personaje español, que seguro la mayoría de nosotros desconocíamos de su relación con el mundo económico:

  1. Marc Gené: El piloto probador de Fórmula 1 y competidor en las Le Mans Series se graduó como economista mientras disputaba el competido Campeonato británico de Fórmula 3, por la universidad británica de Buckinghan, en 1995. Además, algunos años después, aún seguía compaginando su actividad automovilística con sus labores como economista en una consultora de alto nivel. Todo un ejemplo de superación y capacidad de sacrificio.

 

marc gene

 

Como decíamos, la vida es impredecible y uno no sabe dónde se empieza, sino dónde se acaba. Lo verdaderamente importante es que, hagamos lo que hagamos, disfrutemos el camino…

¿Conoces más ejemplos de personalidades famosas que en algún momento estuviesen ligadas a la economía? Compártelos con nosotros.

 

 

Tómate un break. 5 razones por las que las vacaciones y el descanso mejorarán tu trabajo

Con las vacaciones de Semana Santa ya en marcha para algunos, y a punto de empezar para otros, muchos de nosotros aprovechamos estos días para tomarnos un pequeño descanso y estar con la familia, los amigos, o puede que, simplemente, reservemos un tiempo para nosotros mismos, ese que hace tanto que no tomamos…

 

vacaciones descanso mejoraran tu trabajo

 

Por otro lado, cuando nos tomamos dichas vacaciones, queremos hacer justamente lo contrario a lo que estamos haciendo antes de tomarlas: trabajar. La RAE define la palabra vacación como: “descanso temporal de una actividad habitual, principalmente del trabajo remunerado o de los estudios”. Así pues, la mayoría nos tomamos esas merecidas vacaciones para disfrutar de un elemento tan valioso como es el descanso.

Lo que muchos no sabíamos es que el hecho de tomarnos unas vacaciones y descansar, lejos de ser algo que disminuirá nuestra productividad dentro de la empresa, es muy probable que la aumente cuando volvamos. Las razones son las siguientes:

 

  1. Te resultará más fácil encontrar la solución a problemas: Existen estudios que aseguran que realmente encontramos la solución a problemas cuando dejamos de pensar en ellos; nos explicamos: ¿nunca te ha pasado que estás intentando encontrar un nombre en tu memoria, y por mucho que te esfuerzas en recordarlo, ese nombre no viene a tu cabeza? Entonces, dejas a tu mente descansar acerca de ese “problema”, poniéndote a pensar en otra cosa, o simplemente a no hacer nada, y cuando menos te lo esperas, ese nombre aparece en tu mente, como por arte de magia. La mente continúa trabajando en segundo plano, y encuentra las respuestas a los problemas de forma subconsciente cuando “descansamos” de ellos.

 

  1. Te hará más creativo: Las vacaciones nos hacen más creativos, entre otras cosas, por las razones que argumentamos en el punto anterior. Además, mucho mejor si nuestras vacaciones tienen que ver con estar en contacto con la naturaleza. Existen trabajos de investigación que han examinado los efectos de entornos naturales en las ideas y la creatividad, ya que todo parece apuntar a que la abundancia de verde y vegetación produce en nosotros un estado de calma, relajación y aumento de la creatividad, como respuesta evolutiva a asociar verde con abundancia de comida y vida.

 

  1. Te hará más productivo: Ya en los años 20 del siglo pasado, Henry Ford, el padre de la gigante y famosa factoría de automóviles, redujo la semana laboral de 48 horas semanales, con 6 días y 8 horas por día, a 40 semanales, con 5 días y 8 horas por día. La razón de hacer esto es que observó que la productividad no sólo no aumentaba el sexto día, sino que en realidad bajaba. Así, en 5 días y descansando 2, era posible realizar la misma cantidad de trabajo que se realizaba anteriormente.

 

  1. Cometerás menos errores y rendirás más: Privarse de vacaciones hace que aumenten los errores que cometemos en nuestro trabajo, empeora nuestro humor y puede enturbiar el clima en la oficina. Tomarse unas vacaciones y descansar influye muy positivamente en nuestra salud mental, porque nos permite tomar distancia y perspectiva sobre los temas que ocupan nuestra atención en nuestro trabajo, y nos da un aporte extra de motivación para alcanzar nuestras metas.

 

  1. “Renovarás” el espacio laboral: Piensa en ese momento en el que pasas un tiempo fuera de casa y, cuando vuelves a ella, ves que todo parece distinto a pesar de que nada ha cambiado, ¿sabes a lo que nos referimos? Pues con tu oficina o espacio laboral, sucede lo mismo. Le estamos dando a nuestro cerebro una oportunidad para desconectar de algo que sentimos como rutinario y monótono, algo a lo que simplemente estamos acostumbrados. Cuando, una vez más, nos “alejamos” de ese espacio rutinario y volvemos tras unos días, éste nos parece de nuevo interesante y motivador.

 

Si estás estresado en tu trabajo, sientes que tu productividad y tu motivación disminuyen y tienes la oportunidad y la posibilidad… ¡tómate unas vacaciones!

Y tú, ¿en qué manera has notado en tu trabajo los efectos de tomarse un buen descanso o unas buenas vacaciones? Cuéntanoslo en los comentarios.

 

 

5 industrias en las que invertir para montar tu negocio

Invertir es una palabra inevitablemente asociada a riesgo. Y más, si estamos invirtiendo en valores de bolsa, sujetos a las fluctuaciones de la economía, lo que lo hace altamente impredecible. Otras veces, podemos encontrarnos en posición de invertir en un sector en el cual podamos ver oportunidades de negocio, para montar nuestra empresa. Con esto último, queremos echaros una mano, y recomendaros 5 industrias en las que invertir si queremos montar un negocio.

 

industrias

 

  1. Construcción con materiales sostenibles: El interés por esta industria es creciente, y lejos de ser una “moda”, ha venido para quedarse. En los últimos tiempos, la concienciación medioambiental, por suerte, ha aumentado, y es frecuente ver cómo se usan materiales procedentes de fuentes renovables en la construcción de viviendas u objetos de la más diversa índole, o cómo se busca una mayor eficiencia en el consumo de nuestra luz o aparatos tecnologicos. Además, se contribuye a minimizar el desperdicio de residuos y la polución. Un sector, que sin duda, es muy atractivo para invertir.

 

  1. Fabricación de drones: El uso de drones es una realidad tan presente, que a nadie le resultará rara esta recomendación a la hora de invertir. Existe una creciente demanda de este tipo de productos, tanto a nivel doméstico como para uso comercial o profesional: envío de paquetería, vigilancia aérea, acceso a zonas difíciles para el hombre, propósitos científicos… la lista es amplia, y probablemente, cada vez se encuentren más usos que darle a estos innovadores aparatos tecnológicos.

 

  1. Apps: La industria de las apps no necesita presentación. Con el ‘boom’ de los smartphones en los últimos años, el uso de aplicaciones móviles no ha parado de crecer, y aunque parezca que el mercado pueda estar algo saturado, nada más lejos de la realidad. Es cierto que cada vez existen más apps de todo tipo, pero eso es un signo del buen estado de salud de esta industria, y un indicador de la alta competitividad que hay, donde se debe innovar para destacar entre la multitud. Pero que no quepa duda de que invertir en apps sigue siendo un acierto.

 

  1. E-commerce de alimentos: ¿Quién no ha comprado alguna vez por Internet? Acudimos a la red en busca de aparatos electrónicos, libros, moda… y cada vez más frecuentemente, comida. El sector de la alimentación es consciente de que es cada día más fácil encontrar a sus clientes “virtualmente” que en las tiendas, y por eso, está poniendo en marcha este sistema, que dispone todavía de un margen de crecimiento amplio. Dentro de este sector, podemos investigar a su vez cuáles son las tendencias: por ejemplo, puede interesar apostar por comida orgánica, natural y saludable, por la que la gente se preocupa ahora más que antes, o ingredientes que son difíciles de encontrar en un super y en un e-commerce sí podrían ser encontrados.

 

  1. Cuidado personal: Continuando con la tónica de “cuidar”, tanto al Medio Ambiente, como la alimentación, como a uno mismo, la industria del cuidado personal no para de crecer. Cada vez nos preocupamos más por nuestro aspecto, pero no sólo porque sea tendencia; somos conscientes de que hay que estar sanos, y el gasto que estamos dispuestos a invertir en ello es mucho mayor que hace años o décadas. Los gimnasios, los spas, o los centros de yoga o pilates pueden ser buenas ideas en las que invertir para montar nuestro negocio.

 

Como hemos señalado, invertir es siempre un riesgo, y nunca podremos estar 100% seguros de si vamos a tener éxito o no, pero tener claro qué cosas están funcionando en la actualidad es un buen indicador que puede hacernos dudar menos antes de dar el importante paso de emprender.

 

¿En cuál de estas industrias invertiríais para montar vuestro negocio? ¿Apostaríais por alguna otra? ¡Todos vuestros comentarios serán bienvenidos!

 

 

5 razones por las que tu empresa no está innovando

En un momento en el que innovar está (o debería estar) en boca de todos, porque significa ofrecer una ventaja competitiva a nuestro negocio frente a la competencia, nos proponemos revisitar este concepto, y qué mejor forma de hacerlo que desmitificando algunas ideas erróneamente asociadas al concepto de innovación empresarial, y la manera en que éstas se utilizan como “excusas” para no innovar. Así. hoy queremos hablaros de “5 razones por las que tu empresa no está innovando”. ¿O quizá la tuya sí?

 

innovar en la empresa

 

Vamos a verlas:

 

  1. Confunde la falta de recursos humanos con la falta de talento: Tenemos una cierta tendencia a pensar que, para innovar en nuestra empresa, lo primero que necesitamos es tener un equipo concreto que lleve la “innovación en su ADN”, algo así como contratar a un equipo especializado para la innovación, aparte del resto. Pero lo cierto es que, en la actualidad, con toda la tecnología y herramientas de que disponemos, es quizá el mejor momento en el que estas variables no van de la mano, y no importa tanto el número de recursos, sino cómo los recursos que tenemos pueden aportar de forma creativa a las estrategias de nuestra compañía.

 

  1. Identifica innovación con un gran desembolso económico: Esta idea va muy en la línea de la anterior. Las compañías tienen miedo a invertir mucho dinero en innovación, sobre todo cuando se trata de pequeñas y medianas empresas, y eso es algo perfectamente normal y comprensible. Pero a veces, el secreto está en pensar desde otro punto de vista, y quizá, centrarnos en innovación que no sea de producto o altamente tecnológica. Podemos así innovar en nuestro propio modelo de negocio, “renovando” elementos y dándole una vuelta a qué ofrecemos a nuestros clientes, haciéndolo de una forma novedosa y distinta a la competencia, por ejemplo.

 

  1. No tiene una estrategia enfocada en el cliente final: Este caso plantea el problema de que quizá la empresa si está innovando, pero no hay una estrategia detrás de esto; es decir, innova en una dirección incierta, porque no está teniendo en cuenta una potencial necesidad del cliente a la hora de aplicar esa innovación. Esto puede deberse a que no ha habido una investigación previa del mercado y la empresa quizá se ha movido en torno a una corazonada, o simplemente, que esta estrategia ha errado. En cualquier caso, no perder nunca de vista al cliente ni sus posibles necesidades nos ayudará a decidir mejor la próxima vez.

 

  1. Desconoce el concepto de innovación: Esta reflexión nos lleva a hacernos la siguiente pregunta: ¿realmente sabemos lo que es la innovación? A veces, el problema reside en el desconocimiento del propio concepto, que puede parecer una nimiedad, pero tenerlo claro es la piedra angular a partir de la cual se construye todo lo demás. Innovar no es únicamente ofrecer un producto novedoso sin más, sino que significa generar en aquél que innova una ventaja competitiva sobre la competencia. Si sólo nos limitamos a ofrecer un cambio en un producto o servicio, pero este cambio puede ser fácilmente imitado por la competencia y no estamos generando esa ventaja competitiva sobre ella, nuestra innovación no podrá ser llamada de esa forma.

 

  1. Tiene los recursos y el dinero, pero está asentada en la zona de confort: No hay nada peor que el miedo paralizante a innovar, y puede ocurrir que nuestra empresa esté funcionando bien, exista bonanza económica y por eso no se replantee cambiar las cosas. Nos decimos: “¿si todo va bien tal y como se hacen las cosas, por qué cambiarlas?” Sin embargo, debemos ser consciente de que en los tiempos que corren, todo cambia a velocidad de vértigo, y nada parece ser duradero en el tiempo. Existen demasiados cambios de tendencia en la tecnología, en el mundo laboral y en la sociedad en general, que nos hacen no poder relajarnos. Y, ante esto, el miedo al cambio y permanecer en esa “zona de confort” son elementos a evitar. Al fin y al cabo, siempre se dice que “quien no arriesga, no gana”.

 

Y tú, ¿tienes una startup? ¿Tratas de innovar en ella? ¿Qué opinas de nuestras razones por las que las empresas no innovan? Cuéntanos lo que piensas en los comentarios.

 

 

5 personajes de cine relacionados con la economía

Hace poco menos de una semana que se celebró la 88ª edición de los premios Oscar, un acontecimiento planetario al que se dirigen todos los focos por la alta expectación que genera.

Porque, ¿a quién no le gusta el cine? Los estamos más y menos cinéfilos, pero es difícil encontrar a alguien a quien no le atraiga el séptimo arte, por la simple razón de que todos necesitamos historias para divertirnos, entretenernos, o a veces, incluso usarlas como inspiración para afrontar mejor nuestros problemas.

 

economistas-cine

 

Hay historias de todos los tipos, y como es obvio, el gremio de los economistas no ha permanecido ajeno al mundo del celuloide. Hoy os queremos hablar de 5 personajes del universo del cine, que la mayoría de nosotros recordamos por ser protagonistas de películas famosas relacionadas con el mundo de la economía. Veamos cuáles son:

 

  1. Jordan Belfort (Leonardo Di Caprio): Este personaje figura en la película “El lobo de Wall Street”, dirigida por Martin Scorsese y estrenada en 2013. En este film, basado en hechos reales, Belfort es un agente de bolsa de Nueva York que comienza a trabajar en Wall Street, donde aprende que elementos como la ambición y el ansia de poder y dinero, son mucho más importantes que hacer ganar a los clientes con sus operaciones.

 

  1. Chris Gardner (Will Smith): Gardner es el protagonista de la película “En busca de la felicidad”, dirigida por Gabriele Muccino. En la cinta, Gardner es un inteligente vendedor que consigue unas prácticas en una prestigiosa correduría de bolsa. El problema es que tiene que compaginar estas prácticas con una situación vital complicada, viviendo en la calle, comiendo en comedores sociales y haciéndose cargo de su hijo de 5 años. Esta historia también está basada en un caso real.

 

  1. Brantley Foster (Michael J.Fox): Foster es el protagonista de la película “El secreto de mi éxito”, dirigida por Herbert Ross. Este título narra con humor la dificultad de adentrarse en un entorno empresarial competitivo, sobre todo para un chico de campo que se traslada a la ciudad. Foster consigue introducirse finalmente en una empresa postal de su multimillonario tío, donde se hará pasar por un alto ejecutivo para conquistar a una mujer.

 

  1. Ricky Roma (Al Pacino): Ricky Roma es uno de los protagonistas de “Éxito a cualquier precio”, dirigida por James Foley. En la película, Roma es un exitoso agente inmobiliario de Chicago, un tanto despiadado, deshonesto e inmoral, pero con gran visión de juego y una capacidad especial para adivinar las debilidades de cada cliente. Sin embargo, Ricky y sus colegas saben ser solidarios y escrupulosos cuando la situación lo requiere, lo que les dignifica.

 

  1. John Forbes Nash (Russel Crowe): John Nash es el personaje central del film “Una mente maravillosa”, dirigida por Ron Howard. De nuevo, nos encontramos ante un personaje que existió en la vida real, y aunque la trama de la película se centra más en su faceta matemática que económica, lo hemos querido incluir en este listado por su premio Nobel de Economía en 1994, por sus aportes a lateoría de juegos y los procesos de negociación

 

Como decíamos al principio, el mundo del cine interesa a todos (o casi todos), y estamos seguros de que vosotros también podríais aportar algún personaje que recordéis especialmente a esta lista. ¿Os atrevéis? Podéis hacerlo en los comentarios.