LOS AUTÓNOMOS NO PUEDEN DEDUCIRSE EL 100% DEL IVA DE UN VEHÍCULO

16 de abril de 2018

La Agencia Tributaria permite que el autónomo se deduzca el 50% del IVA en la adquisición de un vehículo que se va a utilizar en la actividad (economista, arquitecto, etc.) . Si pretende deducirse más, porque la afectación de este vehículo a esa actividad es superior, lo tiene que demostrar él.

Esta interpretación de Hacienda estaba puesta en tela dejuicio por algunos tribunales, pero recientemente una Sentencia del Tribuna Supremo ha dado la razón a Hacienda y valida el criterio de que sea el contribuyente el que tenga que demostrar el mayor uso que expone y que permitiría esa deducción de IVA mayor.vehicle-3107486_640

La realidad, hasta ahora,es que era muy difícil que la Agencia Tributaria aceptara una prueba de ese mayor uso o afectación del vehículo. La diferencia con esta sentencia del Tribunal Supremo estriba en que indica que la prueba exigida no puede ser de imposible cumplimiento, por lo que se abre una vía a la esperanza de que este porcentaje admitido se pueda incrementar, en caso de pruebas que demuestren la veracidad del uso del vehículo para la actividad económica de que se trate.

Foto: Emkanicepic

¿Puede un socio minoritario separarse de una sociedad no cotizada?

silhouette-3120378_640

19 de marzo de 2018

Desde el 1 de enero de 2017 se reconoce el derecho de todo socio, de cualquier sociedad no cotizada, a separarse de la misma en el supuesto de que concurran las circunstancias siguientes:

  • Que hayan transcurrido al menos cinco ejercicios desde la inscripción en el Registro Mercantil de la sociedad (con o sin reparto de dividendos durante ese período).
  • Que existan suficientes beneficios sociales legalmente repartibles en el ejercicio cuyas cuentas se aprueben.
  • Que el socio que pretende ejercitar el derecho de separación haya votado a favor de la distribución de los beneficios sociales en Junta General.
  • Que dicha Junta General no acuerde la distribución como dividendo de, al menos, un tercio de los beneficios propios de explotación del objeto social obtenidos durante el ejercicio anterior, que sean legalmente repartibles.

El plazo para el ejercicio del derecho de separación por parte del socio es de un mes a contar desde la fecha en la que se hubiera celebrado la junta general ordinaria.

El socio, en este caso, tiene derecho a que la empresa adquiera sus acciones o participaciones sociales a valor razonable. En el supuesto de que no se llegue a un acuerdo sobre el mismo o sobre la persona o personas que hayan de valorarlo, habrá que designar un experto independiente por parte del Registrador Mercantil del domicilio social a solicitud de la sociedad o de cualquier socio titular de las participaciones o acciones objeto de valoración.

Como consecuencia de todo lo anterior es importante advertir a los órganos de administración de las empresas que tengan en cuenta este tema, de cara a las próximas juntas de socios (en especial la de aprobación de cuentas y distribución de resultados), desde la perspectiva societaria y soliciten, si lo consideran necesario, asesoramiento externo, puesto que supone un cambio muy significativo.

Foto: mohamed_hassan

OBLIGACIÓN DEL REGISTRO DE LA JORNADA LABORAL

19 de febrero de 2018

commerce-2309077_640

Tras la Sentencia del Tribunal Supremo 246/2017, de 23 de marzo de 2017, que establecía la conveniencia de contar con un marco legislativo que clarifique el registro de la jornada laboral, este asunto ha sido objeto de preocupación tanto para empresarios como para trabajadores.

Durante 2017 ha habido mucha controversia con este tema, debido a las actuaciones de la Inspección de Trabajo, emitiendo Instrucciones en las que indicaba la obligatoriedad de llevar un registro diario de las jornadas para todas las empresas, pero el Tribunal Supremo eximió de esta obligación, salvo para los contratos a tiempo parcial, ya que la legislación actual no contempla esta situación.

Además recientemente, en sentencia de enero de 2018, la Audiencia Nacional ha rechazado que las empresas estén obligadas a entregar el registro de compensación por prolongación de jornada a la representación legal de los trabajadores para que puedan ejercer sus labores de control.

En estos momentos, en el Parlamento se está tramitando una Proposición de Ley para modificar el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores, con objeto de incluir la obligación del registro diario de las horas trabajadas, incluyendo el horario concreto de entrada y salida pactado en los convenios y contratos de trabajo.

El objetivo último de la propuesta, según el Grupo Socialista -promotor de la iniciativa-es crear un marco regulatorio que garantice la retribución de todas las horas trabajadas y con ello paliar la devaluación salarial y la libre competencia de las empresas.

No hay duda de que un registro de la jornada laboral efectiva puede evitar fraudes y puede ayudar a consolidar el empleo indefinido, pero ¿cómo hacerlo de forma efectiva y sin engaños? En España, la mayoría de las empresas son micropymes y una nueva obligación legal más puede hacer que muchas se planteen no seguir o incluso no iniciar una actividad emprendedora. Detrás de la reforma está un control exhaustivo de las horas extraordinarias.

Para tratar este tema, el Consejo General de Economistas organizó una conferencia el pasado 18 de diciembre de 2017. Si deseas ver de forma gratuita la grabación de la conferencia puedes inscribirte aquí.

A la misma asistieron:

  • Mª del Rocío De Frutos Madrazo. Portavoz de Empleo Grupo Socialista en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso de los Diputados. Inspectora de Trabajo y Seguridad Social.
  • Rafael Sanz. CEO en Oojob Solutions. Experto en soluciones de Recusos Humanos para empresas.
  • Juan Ángel Martín. CEO y creador de Visual Presencia Cloud. Programa que contempla las futuras obligaciones en esta materia

Foto: Marme

Nuevos requisitos de información no financiera para las empresas grandes

12 de diciembre de 2017

El Real Decreto-ley 18/2017, de 24 de noviembre, por el que se modifican el Código de Comercio, el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, y la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, en materia de información no financiera y diversidad, impone a las empresas grandes el deber de informar sobre cuestiones medioambientales y sociales, así como relativas al personal, al respeto de los derechos humanos y a la lucha contra la corrupción y el soborno, a través de un estado de información no financiera. La obligación afecta a las empresas que reúnan las siguientes características:

  • Sociedades anónimas, de responsabilidad limitada y comanditarias por acciones que tengan la condición de entidades de interés público.
  • Número medio de trabajadores durante el ejercicio sea superior a 500.
  • Consideradas empresas grandes según la Directiva 2013/34/UE del Parlamento Europeo y del Consejo.

cup-617422_1280

Fundamentalmente deberán incluir la siguiente información:

Cuestiones medioambientales

Se incluirá información detallada sobre los efectos actuales y previsibles de las actividades de la empresa en el medio ambiente, y, en su caso, la salud y la seguridad, el uso de energía renovable y/o no renovable, las emisiones de gases de efecto invernadero, el consumo de agua y la contaminación atmosférica.

Cuestiones sociales y relativas al personal

Se incluirá información sobre las medidas adoptadas para garantizar la igualdad de género, la aplicación de convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo, las condiciones de trabajo, el diálogo social, el respeto del derecho de los trabajadores a ser informados y consultados, el respeto de los derechos sindicales, la salud y seguridad en el lugar de trabajo y el diálogo con las comunidades locales y las medidas adoptadas para garantizar la protección y el desarrollo de esas comunidades.

Cuestiones sobre derechos humanos

Se podrá incluir información sobre la prevención de las violaciones de los derechos humanos y en su caso, sobre las medidas para mitigar, gestionar y reparar los posibles abusos cometidos.

Cuestiones sobre lucha contra la corrupción y el soborno

Se podrá incluir información sobre los instrumentos existentes para luchar contra los mismos.

Adicionalmente, las sociedades anónimas cotizadas deberán incluir en su informe anual de gobierno corporativo, una descripción de las políticas de diversidad en relación a su consejo de administración. Dicha política de diversidad incluirá cuestiones tales como formación y experiencia profesional, edad, discapacidad y género.

Las modificaciones introducidas por el Real Decreto-ley 18/2017, serán de aplicación para los ejercicios económicos que se inicien a partir del 1 de enero de 2017.

Foto: DasWortgewand

Las 5 empresas más innovadoras del mundo en 2016

Cada año, la prestigiosa revista americana Forbes, especializada en el mundo de los negocios y las finanzas, establece el ranking de las empresas más innovadoras del planeta. Para configurar este listado, Forbes atiende a variables como por ejemplo, la habilidad de los inversores para identificar firmas que se espera, sean innovadoras ahora o en un futuro.

Las empresas se clasifican según su prima de innovación: la diferencia entre su capitalización de mercado y un valor actual neto de los flujos de efectivo de las empresas existentes. La diferencia entre ambos es el bono otorgado por los inversores de capital con la corazonada de que la empresa seguirá creciendo de forma rentable. También, para poder entrar en el listado, las empresas han de tener 7 años de información financiera pública y 10 mil millones de dólares en capitalización de mercado.

empresas mas innovadoras del mundo en 2016

Existen aún más factores a tener en cuenta con los que la prestigiosa publicación elabora su ranking, pero estos son algunos de los más importantes. Sin más dilación, procedemos a mostraros las empresas más innovadoras del mundo.

 

  1. Tesla Motors. La compañía estadounidense ubicada en Silicon Valley, California diseña, fabrica y vende coches eléctricos, componentes para la propulsión de vehículos eléctricos y sistemas de almacenamiento de baterías. Sin duda, argumentos de peso para entender por qué ocupa el primer puesto de este ranking.

 

 

  1. Salesforce.com. Se trata también de una compañía estadounidense de servicios en la nube, con sede en San Francisco, California. Diseñan y desarrollan sus aplicaciones para que sean fáciles de usar, así como soluciones intuitivas que se pueden implementar, personalizar e integrar con otras aplicaciones de software, ya que proporcionan una plataforma tecnológica para clientes y desarrolladores para crear y ejecutar aplicaciones.

 

 

  1. Regeneron Pharmaceuticals. Es una compañía de biotecnología con sede en Tarrytown, Nueva York. Descubre, inventa, desarrolla, fabrica y comercializa medicamentos para el tratamiento de afecciones médicas graves. Comercializa medicamentos para enfermedades oculares, cáncer colorrectal y una afección inflamatoria rara y tiene productos en desarrollo para otras áreas de alta necesidad médica no cubierta.

 

 

  1. Incyte. De nuevo, una compañía biofarmacéutica que se cuela en los primeros puestos de este ranking. Incyte tiene su sede en Alapocas, Delaware, y la compañía tiene un medicamento que ha sido aprobado por la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA) y se ha prescrito a varios miles de pacientes en los Estados Unidos, Jakafi, para el tratamiento de la mielofibrosis intermedia o de alto riesgo y está en desarrollo como un tratamiento potencial para otros tipos de cáncer.

 

 

  1. Alexion Pharmaceuticals. Por tercer puesto consecutivo desde el número 3 en este ranking, la farmacéutica Alexion tiene su lugar entre las empresas más innovadoras del mundo. Esta biofarmacéutica con sede en Cheshire, Connecticut, y con presencia global, está especializada en el desarrollo de tratamientos para los pacientes con enfermedades raras, graves y potencialmente mortales.

 

 

Como podemos ver en este ranking, la innovación no es simplemente ofrecer los últimos productos y soluciones tecnológicas, sino además, ofrecer soluciones innovadoras a largo plazo, así como tener la capacidad de satisfacer necesidades.

 

¿Os llama la atención que de las cinco compañías más innovadoras, tres sean farmacéuticas? ¿Qué opinión os merece este hecho? Si lo deseáis, podéis dejarnos vuestras opiniones en los comentarios.

6 consecuencias económicas del sí al ‘Brexit’

En los últimos días, varias noticias llenan los medios informativos de nuestro país. Una de ellas es, como es lógico ante la proximidad del acontecimiento, las elecciones del próximo 26-J. Otra, también relacionada con el tema político en lo perteneciente a la UE y Reino Unido, es, como todos sabemos, el ‘Brexit’.

 

Brexit

 

 

Pero, ¿qué es exactamente el Brexit? Para empezar, es un acrónimo de las palabras ‘British’ y ‘Exit’, haciendo alusión a que existe un porcentaje de la población británica que quiere salir de Europa. Mañana, día 23 de junio, tendrá lugar el referéndum en el que los británicos decidirán su permanencia en la Unión Europea, y nosotros queremos analizar las consecuencias económicas que un resultado positivo tendría para nuestro país.

Depreciación de la libra: A simple vista, algo que sucedería, y que ya está sucediendo, es que la libra se deprecia ante la incertidumbre de que finalmente se produzca esta ruptura. Si ésta se produce, ocasionaría una caída de valor de la divisa británica, que perjudicaría a las empresas españolas que tuvieran como competencia directa a alguna compañía británica, pues la pérdida de valor de la divisa les haría más competitivos.

Consecuencias para los trabajadores: Una salida de Reino Unido de la UE significaría la necesidad de visados y pasaportes a la hora de viajar o trabajar en las islas. Los trabajadores españoles residentes allí tendrían que actualizar sus visados y toda la estrategia fiscal de sus ingresos a la legislación internacional, con posibles consecuencias también para sus derechos como trabajadores.

Consecuencias para la compra de viviendas: Los británicos encabezan la compra de viviendas en España por parte de extranjeros, suponiendo un 21% del total. Si, como hemos comentado en un punto anterior, la libra se deprecia, eso provocaría una reducción de la demanda de viviendas en nuestras costas.

Consecuencias para las relaciones comerciales: Las relaciones comerciales entre nuestro país y Reino Unido también se verían seriamente afectadas. La caída de la libra podría encarecer las exportaciones españolas a Reino Unido, que el pasado año supusieron unas cifras de 18.231 millones de euros. Esto causaría un impacto en algunos sectores como el automovilístico o el agroalimentario.

Impacto en el turismo: Aparte de su inversión en viviendas, los británicos también invierten mucho en hacer turismo en nuestro país. Reino Unido es también el principal emisor de turistas a nuestras fronteras, aportando más de 15 millones de visitantes anuales. Nuevamente, con la depreciación de su moneda, el dinero que estos turistas ingresaran durante su estancia aquí, ahora tendría menos valor.

Consecuencias para las empresas: Hay numerosas empresas españolas que han decidido abrir sucursales en ‘La City’ para operar en Europa. Como es lógico, una hipotética salida de territorio europeo reduciría drásticamente el interés de estas empresas de continuar allí, al verse fuera de ese escenario para el que supuestamente entraron. Según el FMI, el sí a este referéndum ocasionaría la pérdida de 110.000 empleos sólo en Londres.

Indudablemente, el sí a este referéndum no afectaría únicamente a los directamente implicados, sino que en este caso, como vemos, afectaría también a nuestro país. ¿Qué opinión os merece a vosotros todo este debate y las posibles consecuencias del sí al Brexit? ¿Por qué no nos dais vuestro punto de vista en los comentarios?

 

 

 

 

5 grandes empresas que no cotizan en bolsa

Todos las conocemos. Compramos sus productos, nos sorprendemos con sus campañas publicitarias e incluso las recomendaríamos a nuestros familiares y conocidos como compañías en las que consumir y confiar, pues gozan de prestigio y reconocimiento.

Sin embargo, todas ellas comparten una característica común: no cotizan en bolsa. Cada una con sus razones, pero todas ellas no han entrado aún en los mercados de valores. Vamos a repasar cuáles son, puede que algunas os sorprendan:

Sao_Paulo_Stock_Exchange

Ikea. Se dice que su fundador, Ingvar Kamprad, tiene fama de tacaño y agarrado: duerme en habitaciones pequeñas y baratas cuando va a hoteles en lugar de en lujosas suites, viaja en clase turista a pesar de poderse permitir hacerlo en business, e incluso establece normas para que sus empleados ahorren lo máximo posible a la hora de trabajar. Sea por estas razones o no, la fortuna de Ikea es de 55.000 millones de euros, que pertenecen íntegramente a la familia Kanmprad. Puede que sea razón más que suficiente para no ver la necesidad de sacar la empresa a bolsa…

Lidl. La cadena de supermercados de origen alemán tiene más de 8.000 supermercados, repartidos a lo largo de 17 países, y es uno de los líderes mundiales de supermercados de bajo coste. Solo en nuestro país mejoró sus ventas en un 12,5%, superando por primera vez los 3.000 millones de euros. Su modelo de negocio se basa en un aumento de volumen de compras gracias al aumento de estas ventas, lo que hace posible ofrecer unos precios bajos a los clientes. Quizá este modelo de negocio que les funciona les hace no preocuparse por cotizar en los mercados de valores…

Decathlon. Todos conocemos esta gran superficie dedicada a la venta de material deportivo. La compañía, perteneciente al grupo francés Mulliez, no cotiza en bolsa. La compañía tiene 748 tiendas repartidas en todo el Mundo, y 11.751 empleados, a los cuales retribuye mediante la entrega de ‘acciones’ liberadas de la propia compañía. La cantidad que se entrega a cada trabajador se calcula respecto a tres variables: los resultados netos de la empresa, la permanencia del trabajador y su productividad.

No queríamos terminar este post sin hacer referencia a dos grandes compañías españolas que tampoco cotizan aún en bolsa.

Mercadona. No cabe duda de que Mercadona es una compañía que funciona bien, y podría perfectamente tener un puesto en la lista del Ibex. Esta empresa no ha parado de crecer, y actualmente cuenta con el 20-25% del mercado alimentario español, facturando en la actualidad más de 20.000 millones de euros. La empresa es propiedad de la familia Roig, y quizá con estas cifras, no les interesa emprender nuevos caminos, como es el de la inversión en bolsa.

El Corte Inglés. Es otra de las empresas de nuestro país que suelen sorprendernos cuando nos enteramos de que aún no cotizan en bolsa. En este caso, la razón parece ser la contraria a la de nuestro ejemplo anterior, Mercadona. Debido a la crisis, sus ventas han caído duramente en la última década. Sin embargo, mediante la venta de inmuebles y amortizaciones, están saneando la deuda del balance, y planteando una posible salida a bolsa.

Como ves, no todas las grandes empresas del mundo o de nuestro país, por el hecho de ser grandes, están en bolsa. ¿Conoces algún otro ejemplo que no esté en nuestra lista? ¡Dinos cuál es, abajo en los comentarios!

 

 

 

5 razones por las que tu empresa no está innovando

En un momento en el que innovar está (o debería estar) en boca de todos, porque significa ofrecer una ventaja competitiva a nuestro negocio frente a la competencia, nos proponemos revisitar este concepto, y qué mejor forma de hacerlo que desmitificando algunas ideas erróneamente asociadas al concepto de innovación empresarial, y la manera en que éstas se utilizan como “excusas” para no innovar. Así. hoy queremos hablaros de “5 razones por las que tu empresa no está innovando”. ¿O quizá la tuya sí?

 

innovar en la empresa

 

Vamos a verlas:

 

  1. Confunde la falta de recursos humanos con la falta de talento: Tenemos una cierta tendencia a pensar que, para innovar en nuestra empresa, lo primero que necesitamos es tener un equipo concreto que lleve la “innovación en su ADN”, algo así como contratar a un equipo especializado para la innovación, aparte del resto. Pero lo cierto es que, en la actualidad, con toda la tecnología y herramientas de que disponemos, es quizá el mejor momento en el que estas variables no van de la mano, y no importa tanto el número de recursos, sino cómo los recursos que tenemos pueden aportar de forma creativa a las estrategias de nuestra compañía.

 

  1. Identifica innovación con un gran desembolso económico: Esta idea va muy en la línea de la anterior. Las compañías tienen miedo a invertir mucho dinero en innovación, sobre todo cuando se trata de pequeñas y medianas empresas, y eso es algo perfectamente normal y comprensible. Pero a veces, el secreto está en pensar desde otro punto de vista, y quizá, centrarnos en innovación que no sea de producto o altamente tecnológica. Podemos así innovar en nuestro propio modelo de negocio, “renovando” elementos y dándole una vuelta a qué ofrecemos a nuestros clientes, haciéndolo de una forma novedosa y distinta a la competencia, por ejemplo.

 

  1. No tiene una estrategia enfocada en el cliente final: Este caso plantea el problema de que quizá la empresa si está innovando, pero no hay una estrategia detrás de esto; es decir, innova en una dirección incierta, porque no está teniendo en cuenta una potencial necesidad del cliente a la hora de aplicar esa innovación. Esto puede deberse a que no ha habido una investigación previa del mercado y la empresa quizá se ha movido en torno a una corazonada, o simplemente, que esta estrategia ha errado. En cualquier caso, no perder nunca de vista al cliente ni sus posibles necesidades nos ayudará a decidir mejor la próxima vez.

 

  1. Desconoce el concepto de innovación: Esta reflexión nos lleva a hacernos la siguiente pregunta: ¿realmente sabemos lo que es la innovación? A veces, el problema reside en el desconocimiento del propio concepto, que puede parecer una nimiedad, pero tenerlo claro es la piedra angular a partir de la cual se construye todo lo demás. Innovar no es únicamente ofrecer un producto novedoso sin más, sino que significa generar en aquél que innova una ventaja competitiva sobre la competencia. Si sólo nos limitamos a ofrecer un cambio en un producto o servicio, pero este cambio puede ser fácilmente imitado por la competencia y no estamos generando esa ventaja competitiva sobre ella, nuestra innovación no podrá ser llamada de esa forma.

 

  1. Tiene los recursos y el dinero, pero está asentada en la zona de confort: No hay nada peor que el miedo paralizante a innovar, y puede ocurrir que nuestra empresa esté funcionando bien, exista bonanza económica y por eso no se replantee cambiar las cosas. Nos decimos: “¿si todo va bien tal y como se hacen las cosas, por qué cambiarlas?” Sin embargo, debemos ser consciente de que en los tiempos que corren, todo cambia a velocidad de vértigo, y nada parece ser duradero en el tiempo. Existen demasiados cambios de tendencia en la tecnología, en el mundo laboral y en la sociedad en general, que nos hacen no poder relajarnos. Y, ante esto, el miedo al cambio y permanecer en esa “zona de confort” son elementos a evitar. Al fin y al cabo, siempre se dice que “quien no arriesga, no gana”.

 

Y tú, ¿tienes una startup? ¿Tratas de innovar en ella? ¿Qué opinas de nuestras razones por las que las empresas no innovan? Cuéntanos lo que piensas en los comentarios.