Los 5 mayores escándalos financieros de la historia

Gordon Gekko, uno de los economistas más famosos de la ficción, dijo en un famoso discurso en la Universidad de California en Berkeley:

“La codicia, a falta de una palabra mejor, es buena; es necesaria y funciona. La codicia clarifica y capta la esencia del espíritu de evolución. La codicia en todas sus formas: la codicia de vivir, de saber, de amor, de dinero; es lo que ha marcado la vida de la humanidad.”

Sin embargo, ante esta ambición desmedida contamos, en España, con un refrán muy acertado: “La avaricia rompe el saco.” Y eso es lo que parece haberle pasado a algunas instituciones o inversionistas que, por su mala gestión, acabaron inmersos en escándalos económicos que acabaron con su reputación de un plumazo.

 

escandalos-financieros

 

A continuación, os presentamos a 5 economistas que fueron más lejos de lo que debían, y protagonizaron algunos de los mayores escándalos económicos de la historia:

 

  1. Bernard Madoff pasó de ser el gestor favorito de los ricos de Florida y Manhattan al protagonista de una de mayores estafas financieras que hemos conocido. Madoff estafó a sus clientes durante 20 años y su fraude formó un agujero de 50.000 millones de dólares en varios países. Lo más increíble es que, durante todo ese tiempo, ni la SEC, ni el FBI, ni auditores o agencias de rating se dieran cuenta de nada.

 

  1. Jerôme Kerviel fue condenado por haber causado pérdidas de 7.000 millones de dólares al banco Société Générale (SG). Sus operaciones pasaron desapercibidas en la entidad gracias a sus conocimientos del sistema informático. Kerviel apostaba una gran cantidad de dinero a que ciertas acciones subirían o bajarían, y acabó estrellándose, resultando culpable de abuso de confianza, falsificación y fraude. Más le habría valido darse una vuelta por Las Vegas.

 

  1. Nick Leeson decidió invertir en el índice Nikkei de Japón, apostando por la caída del yen y provocando el colapso del banco británico Barings, al perder la friolera de más de 1,300 millones de dólares. Esta acción llevo al banco a la quiebra, que fue vendido simbólicamente en una libra esterlina al banco holandés ING.

 

  1. Liu Qibing, operador en la Bolsa de Metales de Londres que trabajaba supuestamente en representación del gobierno chino, decidió que el cobre iba a caer, consiguiendo pérdidas por más de 800 millones de dólares. El buró de la Reserva Estatal de Shangai donde afirmaba trabajar Liu Qibing, negó conocerlo. Si te he visto, no me acuerdo.

 

  1. Peter Young, trabajador del banco británico Morgan Grenfell, perdió la cabeza a causa de su mala gestión, que ocasionó al banco pérdidas por más de 220 millones de libras esterlinas, en inversiones no autorizadas. Un jurado determinó que no estaba mentalmente capacitado para ir a juicio, ya que se presentó en ante un tribunal de Londres vestido de mujer. Una estrategia mucho mejor que las realizadas en bolsa.

 

Está claro que invertir es un riesgo y más si creemos que lo único que necesitamos para triunfar en bolsa es nuestro “buen olfato”. ¿Conocíais estos escándalos? ¿Hay alguno que os haya llamado especialmente la atención o queréis aportar uno nuevo? ¡Contádnoslo en comentarios!