Las 5 empresas más innovadoras del mundo en 2016

Cada año, la prestigiosa revista americana Forbes, especializada en el mundo de los negocios y las finanzas, establece el ranking de las empresas más innovadoras del planeta. Para configurar este listado, Forbes atiende a variables como por ejemplo, la habilidad de los inversores para identificar firmas que se espera, sean innovadoras ahora o en un futuro.

Las empresas se clasifican según su prima de innovación: la diferencia entre su capitalización de mercado y un valor actual neto de los flujos de efectivo de las empresas existentes. La diferencia entre ambos es el bono otorgado por los inversores de capital con la corazonada de que la empresa seguirá creciendo de forma rentable. También, para poder entrar en el listado, las empresas han de tener 7 años de información financiera pública y 10 mil millones de dólares en capitalización de mercado.

empresas mas innovadoras del mundo en 2016

Existen aún más factores a tener en cuenta con los que la prestigiosa publicación elabora su ranking, pero estos son algunos de los más importantes. Sin más dilación, procedemos a mostraros las empresas más innovadoras del mundo.

 

  1. Tesla Motors. La compañía estadounidense ubicada en Silicon Valley, California diseña, fabrica y vende coches eléctricos, componentes para la propulsión de vehículos eléctricos y sistemas de almacenamiento de baterías. Sin duda, argumentos de peso para entender por qué ocupa el primer puesto de este ranking.

 

 

  1. Salesforce.com. Se trata también de una compañía estadounidense de servicios en la nube, con sede en San Francisco, California. Diseñan y desarrollan sus aplicaciones para que sean fáciles de usar, así como soluciones intuitivas que se pueden implementar, personalizar e integrar con otras aplicaciones de software, ya que proporcionan una plataforma tecnológica para clientes y desarrolladores para crear y ejecutar aplicaciones.

 

 

  1. Regeneron Pharmaceuticals. Es una compañía de biotecnología con sede en Tarrytown, Nueva York. Descubre, inventa, desarrolla, fabrica y comercializa medicamentos para el tratamiento de afecciones médicas graves. Comercializa medicamentos para enfermedades oculares, cáncer colorrectal y una afección inflamatoria rara y tiene productos en desarrollo para otras áreas de alta necesidad médica no cubierta.

 

 

  1. Incyte. De nuevo, una compañía biofarmacéutica que se cuela en los primeros puestos de este ranking. Incyte tiene su sede en Alapocas, Delaware, y la compañía tiene un medicamento que ha sido aprobado por la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA) y se ha prescrito a varios miles de pacientes en los Estados Unidos, Jakafi, para el tratamiento de la mielofibrosis intermedia o de alto riesgo y está en desarrollo como un tratamiento potencial para otros tipos de cáncer.

 

 

  1. Alexion Pharmaceuticals. Por tercer puesto consecutivo desde el número 3 en este ranking, la farmacéutica Alexion tiene su lugar entre las empresas más innovadoras del mundo. Esta biofarmacéutica con sede en Cheshire, Connecticut, y con presencia global, está especializada en el desarrollo de tratamientos para los pacientes con enfermedades raras, graves y potencialmente mortales.

 

 

Como podemos ver en este ranking, la innovación no es simplemente ofrecer los últimos productos y soluciones tecnológicas, sino además, ofrecer soluciones innovadoras a largo plazo, así como tener la capacidad de satisfacer necesidades.

 

¿Os llama la atención que de las cinco compañías más innovadoras, tres sean farmacéuticas? ¿Qué opinión os merece este hecho? Si lo deseáis, podéis dejarnos vuestras opiniones en los comentarios.

Por fin eres economista… ¿y ahora qué?

Se acerca el final de este curso… otro “año escolar” que toca a su fin. Puede que haya sido duro, y puede incluso que haya sido el último de tu carrera universitaria, la consecución de un largo camino que cierra una etapa para abrir otra. Dejas atrás muchos compañeros, anécdotas y vivencias.

 

photo-1425342605259-25d80e320565

 

 

Sin embargo, ahora surge la gran pregunta: ¿y ahora qué?

Como para todo en la vida, hay opciones y soluciones. No hay una más válida que la otra, pues al final quien tiene que tomar la decisión eres tú. Pero sin duda, la información siempre ayuda en la toma de decisiones. Nosotros te proponemos una serie de consejos de lo que puedes hacer:

Lo primero de todo quizá sea especializarse. Está muy bien eso de saber un poco de todo, pero también puede suceder que no estemos aprovechando todo el potencial que podríamos ofrecer si no nos especializamos en nada concreto. ¿Sientes afinidad hacia la Docencia? ¿te ves más llevando el control de los libros de contabilidad de una organización? ¿te llama más ser un Asesor Tributario y trabajar para que tus clientes cumplen con sus obligaciones tributarias? ¿quizá incluso te gustaría ser un economista especializado en Marketing? En cualquier caso, nuestra recomendación es elegir un camino, el que más te atraiga y guste, y apostar por él. La especialización y centrarse en una sola cosa evitando “distracciones” nos hará ser mejores en lo nuestro. Si quieres ampliar información sobre esto, puedes leer nuestro post: Las salidas profesionales de un Economista.

Por otra parte, creemos que es muy útil pertenecer a un grupo, comunidad o colectivo profesional afín a tu especialidad. El carácter grupal de los mismos implica no sólo tener el título de pertenencia, sino todo un círculo de apoyo detrás que te ayudará en momentos de dificultad profesional. Nosotros, como Consejo General de Economistas que somos, queremos hablarte de las ventajas de colegiarte como economista y formar parte de nuestro consejo:

  • Para empezar, debes saber que si aún no estás licenciado, puedes Varios de nuestros colegios contemplan la figura del precolegiado, figura dirigida a estudiantes universitarios de ciencias económicas y empresariales. Un precolegiado puede disfrutar de las mismas condiciones que un colegiado, con ventajas adicionales, tales como una cuota de entrada gratuita, recepción de las publicaciones del colegio de economistas, precio especial en cursos, tiendas y librerías, o ingreso en bolsa de trabajo. 
  • Si lo que quieres es colegiarte, puedes hacerlo si reúnes una serie de requisitos, como los siguientes: 
  1. Ser ciudadano español o de un país miembro de la UE y ser Doctor o Licenciado en Economía, Ciencias Políticas y Económicas, Administración y Dirección de Empresas, Ciencias Actuariales y Financieras, entre otras.
  2. En el caso de ser extranjero de un país no miembro de la Unión Europea, también es posible colegiarse, atendiento a criterios como haber obtenido la convalidación de un título extranjero o Tener derecho de reciprocidad para el ejercicio de la profesión.

Tienes toda la información sobre quién puede colegiarse como economista ampliada en nuestra web.

Como hemos comentado, colegiarse comprende una serie de ventajas que van más allá de poseer el título de colegiado. Por ejemplo, adquirir el reconocimiento de la sociedad de la función social como colegiado, estar siempre actualizado gracias a la formación continua que la organización colegial ofrece, y por supuesto, orientación, ya sea de tipo laboral, para ponerse en contacto con otros miembros del consejo, o incluso sobre honorarios profesionales según la actividad desempeñada. Lee aquí todas las razones que te pueden llevar a colegiarte como economista.

Recuerda, si has finalizado una etapa y ahora las dudas te acechan, debes saber que tienes a todo un equipo de profesionales que te ayudarán y apoyarán en el desarrollo de tu carrera profesional en el apasionante mundo de la economía. Estamos aquí para ayudarte. ¡Colégiate como economista!

 

 

 

 

5 lecciones de marketing para economistas

Se estima que en el mundo conviven actualmente más de 7000 millones de personas. Hemos oído casi tantas veces como personas hay, la frase “vivimos en un mundo globalizado”, “la era de la globalización”, o que todo está “hiperconectado”.

Lo que toda esta terminología quiere decir, básicamente es que los mercados de todo el mundo están ahora más conectados y son más interdependientes que nunca. Nuestro escenario no es ya nuestro barrio ni nuestra ciudad; es el mundo entero. Por tanto, parece clave y lógico pensar que, sea lo que sea que queremos hacer, tanto si es vender más, como si es encontrar un trabajo, como si es mejorar en nuestra carrera profesional, tenemos que “saber vendernos”.  Y sí, si somos economistas, también.

marketing para economistas

Por todo ello, hoy queremos hablaros de la importancia del marketing para nuestro trabajo y nuestra marca personal, proponiéndoos “5 lecciones de marketing para economistas”. Tomad buena nota:

  1. Sal de la zona de confort: Si nos encontramos en un mundo altamente competitivo en el que todos hacemos lo mismo… ¿qué sucederá? Obviamente, será difícil destacar. Por eso, llega lejos el que arriesga, sale de su zona de confort aunque no sepa lo que se va a encontrar afuera, y da ese paso que otros no dan. A menudo pensamos que es mejor estar “normal” en una situación que no nos llena, que arriesgar y estar “posiblemente bien” en una situación incierta. Pero, ¿y si quitásemos el posiblemente?
  1. Innova: Einstein dijo una vez: “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Así pues, esta lección nos dice que nunca debemos estancarnos en nuestra forma de hacer las cosas, y si algo no funciona, cambiarlo. Un economista no debe nunca dejar de formarse, debe analizar qué es lo que están haciendo compañeros o profesionales que estén en una situación similar a la suya, e intentar darle una vuelta de tuerca, con la intención de mejorarlo.
  1. Construye tu propia marca personal: Siguiendo con este concepto de “saber venderse”, no hay nada que ayude más que crearnos una marca personal. Que se nos reconozca como individuo, por aquello en lo que somos buenos, creando notoriedad. Enfatizar que somos especialistas en algo, en este caso, la economía, y difundirlo en todos los canales que nos sea posible marcará sin duda una diferenciación respecto a la competencia.
  1. No seas el primero; sé el mejor: Podemos encontrar el mejor ejemplo de esto en la marca Apple y la propia filosofía de Steve Jobs. Ellos no inventaron tecnologías tales como el Smartphone, las tablets o los ordenadores personales; sin embargo, sí que han sabido darle un toque claramente diferenciado del resto, y posicionado en la mente de todos nosotros, que percibimos Apple como una marca de calidad y que valora mucho la experiencia de usuario. Así pues, no busquemos ser los primeros, pero cojamos algo que otros hayan hecho… ¡y mejorémoslo!
  1. Ten presencia en redes sociales: Las redes sociales son una herramienta muy útil para construir nuestra marca personal, ofrecer valor y en definitiva, vendernos y crecer profesionalmente. Pero hay que tener claro en cuáles queremos estar. No es lo mismo estar en Linkedin y Twitter, que pueden ser usadas profesionalmente por un público más adulto, que Instagram o Snapchat, más para un público joven que busca contenido de consumo instantáneo.

Precisamente, si te interesaría conocer en profundidad las oportunidades que herramientas como Twitter y LinkedIn pueden aportar al desarrollo de tu actividad y negocio, quizá te interese nuestro ‘Curso Linkedin y Twitter para profesionales y despachos’, que el próximo 30 de mayo celebraremos en nuestra sede del Consejo General de Economistas.

¿Qué te han parecido estas lecciones de marketing para economistas? ¿Hay alguna otra que conoces o pones en práctica para diferenciarte como profesional? Comparte tu conocimiento con nosotros dejándonos un comentario.

 

 

 

5 hábitos del economista de éxito

Casi todo lo que hacemos en la vida procede de nuestros hábitos, tanto para bien como para mal. Desde atarnos los cordones de los zapatos hasta salir por la puerta todos los días a la misma hora para ir a trabajar. Un hábito se define como “un comportamiento repetido regularmente, que requiere de un pequeño o ningún raciocinio y es aprendido, más que innato”.

Algunos psicólogos o incluso ‘coaches’ creen que son necesarios 21 días para cambiar un hábito antiguo por uno nuevo, a base de repetición que elimine la antigua “imagen mental” y establezca una nueva. Otros creen que es necesario más tiempo; pero en cualquier caso, hace falta tiempo –y persistencia- para crearlo.

5 hábitos del economista exitoso

Como de hábitos trata la cosa, creemos que para alcanzar el éxito en la profesión del economista es muy beneficioso incorporar a nuestra vida algunos de ellos. Por eso, hoy os queremos contar “5 hábitos del economista exitoso”.

  1. Conocer la misión u objetivo de carrera. No hay nada como tener una mente clara acerca de qué es lo que queremos conseguir. Un economista de éxito tiene claros sus objetivos profesionales, sus metas, y los pasos para acceder a ellos. Para poner en práctica este hábito, puede ayudar escribirlo en un post it y ponerlo en un lugar visible, donde pueda verse cada día, hasta que esa imagen mental cobre la suficiente fuerza en nuestra cabeza y te ayude a ‘instalar’ esa idea.
  1. No quejarse. Quejarse es una práctica (un hábito) que consume una gran cantidad de nuestras energías, no nos saca de la situación en la que nos encontramos, y además, fomenta un clima de negatividad tanto para nosotros mismos como hacia los demás. En lugar de quejarnos, deberíamos cambiar este negativo hábito por el contrario, mucho más positivo: dirigir nuestros esfuerzos y energías a ver el lado bueno de nuestra situación.
  1. Mantener un equilibrio. Para lograr un éxito profesional duradero y sostenible en el tiempo, hay que trabajar… nuestro tiempo libre. Aunque pueda parecer que cuanto más se trabaje, más éxito se cosechará, esto puede volverse contraproducente. Sin un adecuado equilibrio entre vida profesional y personal, seremos propensos a acabar saturados y consumidos. Debemos encontrar ese equilibrio y reservar tiempo para nosotros mismos.
  1. Meditar. Seguramente no somos los primeros ni los últimos en recomendar la meditación. ¿Se trata de una moda? Creemos que no. Numerosos estudios científicos reconocen los beneficios de practicar el ‘mindfulness’, como el hecho de que, por ejemplo, ayuda a tener espacio mental y ver los problemas y los retos “desde la distancia”, con una mayor capacidad de actuación y resolución. La diferencia entre una mente que medita y una que no, es como ver una tormenta a través de la ventana, con calma, o verla desde dentro, metidos en el centro y mojándonos.
  1. Creer en el proceso, no en “principio y fin”. Nos han acostumbrado a esperar que las cosas buenas están por llegar, y que llegará por fin ese día en el que alcancemos lo que queremos. Lo cierto es que siempre querremos más, y es que es inherente al ser humano no apalancarse. No hay un punto álgido y perfecto para nuestra carrera profesional; siempre hay capacidad de seguir creciendo y aprendiendo, porque hemos de tener claro que una carrera profesional es un viaje, no la llegada a algún destino.

¿Qué te parecen estos hábitos? ¿Te resultaría fácil o difícil ponerlos en práctica? ¿Tienes algún otro hábito que te resulte muy útil para tu carrera como economista y te gustaría compartir con nosotros? Adelante, ¡hazlo en los comentarios!

 

 

 

5 GRANDES EMPRESARIOS QUE EMPEZARON DESDE CERO

Recientemente salió a la luz la noticia de que, por unas horas, Amancio Ortega se convirtió en el hombre más rico del mundo.  Según una lista que Forbes elabora en tiempo real, el empresario español, creador del imperio Zara, lideró el ranking de las personas más ricas del planeta, debido a que las acciones de Inditex marcaron su precio máximo histórico.

Pero el máximo exponente del éxito empresarial patrio no fue siempre un acaudalado empresario ni tuvo un camino fácil para llegar al momento en el que se encuentra actualmente. Hoy, en nuestro blog queremos hablaros de cinco empresarios que lograron el éxito empresarial partiendo de cero. Quién sabe, quizás estas historias nos sirvan para inspirarnos y motivarnos a la hora de emprender…

Mix with business 10

 

1.- Amancio Ortega: La figura con la que abrimos este post  abandonó los estudios a los 14 años para ponerse a trabajar como empleado de dos conocidas tiendas de ropa, donde comenzó a descubrir los entresijos de la industria textil y de la distribución comercial, para más tarde embarcarse en un negocio propio de venta de albornoces. En 1975, abre su primera tienda Zara, comenzando una progresiva expansión que llega hasta el imperio que conocemos hoy en día.

 

2.- Steve Jobs: Este icono del siglo XXI fundó Apple en 1976 junto con un amigo de la adolescencia, Steve Wozniak, en el garaje de los padres de Jobs. Juntos confeccionaron y diseñaron los primeros ordenadores de la marca, con muy pocas posibilidades económicas. Los 100 primeros modelos de Apple I fueron encargados por un minorista de la zona, y debido al éxito de estas operaciones, nueve meses más tarde, Apple trasladó su centro de operaciones a Cupertino. El crecimiento exponencial del éxito que vino después es de sobra conocido por todos.

 

3.- Henry Ford: El fundador de la famosísima compañía de automóviles Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción modernas utilizadas para la producción en masa, nació en una granja de un pueblo rural al oeste de Detroit, en el seno de una familia pobre. A pesar de sus comienzos humildes, consiguió alzar una compañía que lograría revolucionar el mundo de la industria en EEUU, y del transporte a nivel mundial.

 

4.- Ingvar Kamprad: El fundador del imperio IKEA creó su empresa a los 17 años. Al principio, el negocio se basaba en la venta de pequeños artículos, como cajas de cerillas, que el joven Ingvar entregaba a domicilio con su bicicleta. Comprar cerillas al por mayor muy baratas y venderlas posteriormente con un importante margen de beneficios le hizo deparar en un modelo de negocio que comenzaría a explotar más tarde con los muebles. Cinco años después, empezó a vender muebles, y la historia llega hasta nuestros días, siendo IKEA la primera cadena de muebles del mundo.

 

5.- Ray Kroc: Aunque Ray no fue el fundador de Mc Donald’s, sí que es famoso por ser quien compró la marca a los hermanos Richard y Maurice McDonald en 1955. Por ello, es considerado el fundador de la famosa cadena de restaurantes, así como el responsable de la internacionalización y expansión de la misma.  Pero antes de llegar a eso, Kroc se ganó la vida vendiendo vasos de cartón o siendo el socio de una empresa de máquinas de batidos. Llegó a forjar una fortuna millonaria que ascendía a más de 500 millones de dólares.

 


 

Como veis, tener unos comienzos complicados o humildes no supone un impedimento para llegar lejos y conseguir lo que se desea. Tan solo hace falta persistir y no rendirse nunca; quién sabe si el próximo intento será con el que por fin acertaremos…

Y tú, ¿conoces algún otro ejemplo de empresario de éxito que tuviese unos comienzos difíciles? ¿Te mueve el espíritu emprendedor pero te da miedo comenzar? ¡Cuéntanoslo!

 

10 TRIUNFADORES QUE FRACASARON ANTES DE ENCONTRAR EL ÉXITO

Del fracaso al éxito solo hay un paso. A veces, el paso es tan pequeño que después de fracasar hubiéramos tenido el “¡eureka!” muy cerca si hubiésemos perseverado un poco más; probablemente hubiéramos recorrido el 98% del camino del éxito sin resultados, y en ese 2% restante nos aguardaría la recompensa…

large_5427078006

Esto no es una suposición nuestra, sino que existen evidencias de que se puede fracasar una, dos, muchas veces… pero al final dar con la clave, levantarse y alcanzar el sueño perseguido. Lo han hecho grandes triunfadores, responsables de compañías, proyectos o ideas que hoy en día tienen una fama y un lugar en la conciencia colectiva, pero que en su día fueron un proyecto emprendedor que empezó de la nada.

Estas personas tienen nombres y apellidos, que os mostraremos en este post. Pero sobre todo, tienen una cosa en común: no tiraron la toalla a pesar de las adversidades, y nunca, nunca dejaron de perseguir su sueño. Son éstos:

 

  1. Steve Jobs: El famosísimo fundador de Apple conoció el fracaso a pesar de ser uno de los hombres más exitosos del mundo en sus últimos días. Tuvo que renunciar forzosamente a Apple en 1985, y usó los siguientes años en desarrollar NeXT, una estación de computadora para educadores. La empresa no acabó de cuajar porque nunca se materializaron las ventas. Años después, en 1996, Apple compraría NeXT, trayendo a Jobs de vuelta a la compañía. El resto es una exitosa historia sabida por todos.
  2. Coronel Sanders: Quizá no lo conozcáis por ese nombre, pero si os decimos que es el famoso fundador del KFC, famosa cadena de alimentación a nivel mundial, seréis conscientes de la magnitud de su éxito. Pues bien, sus comienzos no fueron tan exitosos, ya que el coronel no conseguía vender su pollo y más de 1000 restaurantes lo rechazaron en sus comienzos.
  3. Winston Churchill: Personaje de capital importancia en la política y en la historia, tuvo un éxito tardío, ya que fue con 62 años con los que llegó al cargo de Primer Ministro Británico, y le precedía una serie de fracasos en los cargos públicos que desempeñó, además de suspender algunos estudios.
  4. Steven Spielberg: Uno de los más conocidos y laureados directores de cine de todos los tiempos, apodado “El Rey Midas de Hollywood”, tuvo unos comienzos difíciles, pues fue rechazado 3 veces de la Universidad donde pretendía estudiar, la University of Southern California. Sin embargo, nunca dejó de perseguir su pasión por el cine, y a la vista está que no le fue nada mal.
  5. Walt Disney: El creador de la factoría de sueños e historias por excelencia fue despedido por el director del periódico donde trabajaba en sus comienzos porque “le faltaba imaginación y no tenía buenas ideas”. Años más tarde lanzaría la película “Blancanieves y los siete enanitos”, naciendo el mito que conocemos hoy día.
  6. Thomas Edison: Uno de los mayores y más prolíficos inventores de la historia, fue tildado en sus años de estudiante de “demasiado estúpido para aprender”. Tuvo que enfrentarse al fracaso una y otra vez tratando de encontrar el invento que daría la vuelta al mundo, la bombilla, llegando a fabricar más de 1000 hasta que por fin encontrase la definitiva.
  7. JK Rowling: La escritora tuvo desencuentros con el mundo del periodismo, donde no le fue nada bien. Además, siendo madre soltera, llegó a quedar arruinada con una hija a la que cuidar y sacar adelante, contando solo con la ayuda económica de la seguridad social. Todo cambió cuando en 1997 publicó su primera obra, Harry Potter. Desde entonces su fama y éxito se dispararon y actualmente es poseedora de una gran fortuna.
  8. Charles Chaplin: Hoy en día lo consideramos como un icono histórico del séptimo arte, hasta el punto de no poder entender el cine mudo sin él. Pero haciendo sus primeros pinitos, fue rechazado por varios ejecutivos por su forma de actuar, considerada difícil de entender para el público.
  9. Marilyn Monroe: Firmado su primer contrato con Columbia Pictures, le fue rescindido pronto porque se creía que no tenía ni el atractivo ni el talento suficientes para triunfar en el cine. Nunca se dio por vencida, y hoy todos la tenemos en mente como uno de los iconos no solo de la gran pantalla, sino del siglo XX en general.
  10. Albert Einstein: El científico más conocido y popular del siglo XX era un niño retraído que no aprendió a hablar hasta los 4 años ni a leer hasta los 7. Llegaron a creer que era discapacitado físico. Todos estos elementos en contra no constituyeron impedimento alguno en que se convirtiera en una de las mentes más brillantes de la historia, descubriendo la Teoría de la Relatividad y ganando el Premio Nobel de Física.

 

Como veis, los comienzos son a menudo duros e inciertos, y nos encontraremos con escollos que nos parecerán difíciles de esquivar. Pero si algo nos enseñan estas historias es que nunca hemos de tirar la toalla, ya que si seguimos adelante con trabajo y empeño, nuestro momento esperado llegará.

Y vosotros, ¿conocéis alguna otra historia de superación frente a las adversidades digna de mención? ¿Cómo lucharíais contra el fracaso?