UNA APROXIMACIÓN SOBRE CÓMO PUEDEN LOS DESPACHOS Y EMPRESAS ABORDAR LA PROTECCIÓN DE DATOS

25 de noviembre de 2018

El pasado 25 de mayo de 2018 entró en vigor la nueva normativa de Protección de Datos, a través de un Reglamento de la Unión Europea, que es de obligado cumplimiento por todos los países. En estos momentos, se está tramitando una Ley en el Parlamento español que sustituya a la normativa actual, adecuándose al reglamento europeo.

El RGPD modifica algunos aspectos del régimen actual y contiene nuevas obligaciones que deben ser analizadas y aplicadas, teniendo en cuenta las circunstancias propias de cada empresa. Es de aplicación obligatoria para los datos de carácter personal (que estén en una nube, en un ordenador o en papel, etc.), tanto si es por recogida, conservación, consulta, utilización u otro tratamiento de esos datos.

regulation-3246979_640

Seguro que la mayoría de las empresas son conocedoras del cambio del pasado 25 de mayo de 2018, pero una vez pasados los primeros días y perdido el “miedo a la nueva situación”, habremos ido perdiendo fuerza en la adaptación y el control.

Por tanto, es el momento de hacer una reflexión sobre si hemos hecho todos los cambios necesarios. En concreto, tendremos que revisar:

  1. Si todos los datos personales que tenemos (y de los que hacemos uso) se sustentan en un interés legítimo y/o tenemos el consentimiento expreso del interesado.

Por ejemplo: hay que ver todas las direcciones de correos electrónicos a los que enviamos masivamente con contenidos informativos y al mismo tiempo publicitario, newsletter y, en general, cualquiera que se aparte del ámbito estricto del suministro de servicios a cada cliente.

  1. Si las cláusulas informativas en los documentos de recogida de datos, pies de correos electrónicos, formularios de la página web y sus políticas de privacidad y aviso legal, avisos de cámaras de videovigilancia, etc., se ajustan a los derechos de los interesados previstos en el RGPD.
  2. Si los tratamientos de los datos que estén externalizados se sustentan en un contrato de tratamiento de datos que vincule al encargado respecto del responsable.
  3. Si en el proceso de evaluación y mitigación de riesgos de diversa probabilidad y gravedad para los derechos y libertades de las personas físicas, el responsable de tratamiento ha previsto las medidas técnicas y organizativas apropiadas a fin de garantizar un nivel de seguridad adecuado al riesgo y poder demostrar que el tratamiento es conforme al RGPD.
  4. Si se ha documentado mediante un registro de actividades para cada uno de los tratamientos identificados, que habrá de contener el análisis de los riesgos, las cláusulas informativas a incluir en los formularios de solicitud de información, el documento a anexar en cada uno de los contratos de prestación de servicios y un anexo con recomendaciones sobre medidas de seguridad aplicables a los tratamientos de datos personales, permite al responsable de tratamiento establecer un enfoque proactivo en el tratamiento de datos personales y abordar con garantías la adecuación del despacho al RGPD.
  5. Si estamos obligados a nombrar a un Delegado de Protección de Datos (DPD o DPO) y, en caso afirmativo, si se comunicó este nombramiento a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD)

matrix-2883622_640Como resumen, la relación con el cliente o proveedor está sustentada en un contrato, por lo que se pueden seguir enviando facturas, albaranes, notificaciones, correos, etc, basados en ese contrato.

Para enviarles algo fuera de la relación contractual que mantengamos (publicidad de otros productos no contratados, etc), lo mejor es recabarles el consentimiento y, sobre todo, en caso de duda, abstenernos de enviar nada. Si la información que se tiene es de una empresa, no sería información personal en relación con el Reglamento de Protección de Datos.

Importante, no hay que olvidarse de los archivos en papel. Esta normativa no se dirige exclusivamente a archivos informáticos, lo que ocurre es que hoy día este tipo de archivos (informáticos) son mayoría en las empresa, y esto hace que se nos olvide establecer protocolos de actuación en relación con la conservación, acceso, destrucción, etc, de la documentación en papel que contiene datos personales.

 

Fotos: TheDigitalArtist y geralt

LA GESTIÓN DE LA MARCA EN REDES SOCIALES

13 de noviembre de 2018

social-media-1432937_640“La mejor publicidad es la que hace un cliente satisfecho” (Philip Kotler)

La marca de una empresa puede tener más valor que los edificios, máquinas y equipos, esto hace que la gestión de la reputación empresarial cobre una importancia muy grande y, en este aspecto, el cliente es quien tiene la última palabra. Y, ahora mismo, al entrar en juego las redes sociales y la posibilidad de “opinar” los clientes y terceros de manera inmediata, su gestión debería ser una parte fundamental de las empresas.

De este modo cuando una persona, sea o no cliente, expone su opinión en redes sociales, su visibilidad es instantánea. Sea cual sea el motivo de su comentario, este es público y la actuación ha de ser rápida y coordinada. La primera parte del proceso es hacer que el cliente se sienta atendido: Valoramos su opinión y estamos agradecidos. Somos humanos y podemos equivocarnos. Queremos mejorar. En este sentido resulta muy necesaria la profesionalización de esta labor, puesto que la gestión adecuada (y en un canal público) de un conflicto puede ser utilizada en beneficio propio.

social-media-3758364_640Tomando estas circunstancias como oportunidades de mejora, podríamos establecer la siguiente hoja de ruta en redes sociales:

  • Reconocimiento del error tomando una posición de empatía con el cliente.
  • Disposición de enmienda de los perjuicios ocasionados.
  • Información puntual y veraz a lo largo de todo el proceso.
  • Cumplimiento de lo prometido.

Al igual que planificas cualquier acción o estrategia de marketing, la gestión de la reputación debe tener un papel destacado. Así, una empresa capaz de adaptarse al nuevo entorno en el que nos encontramos inmersos podrá utilizar la satisfacción del cliente como tarjeta de presentación. Paradójicamente, con la tecnología actual, los negocios tienen un fuerte componente humano, con sus ventajas e inconvenientes.

De este modo la clave será convertir los problemas en oportunidades a la vista de todos. El cliente actual está informado y la competencia es fuerte. Las empresas que sobreviven son las que demuestran, día tras día, que saben hacer las cosas mejor que el resto. Un cliente “comprendido” será, con un poco de trabajo por nuestra parte, un cliente fidelizado que es, a grandes rasgos, el mejor prescriptor de la marca.

Fotos: geralt y geralt

¿Puede un socio minoritario separarse de una sociedad no cotizada?

silhouette-3120378_640

19 de marzo de 2018

Desde el 1 de enero de 2017 se reconoce el derecho de todo socio, de cualquier sociedad no cotizada, a separarse de la misma en el supuesto de que concurran las circunstancias siguientes:

  • Que hayan transcurrido al menos cinco ejercicios desde la inscripción en el Registro Mercantil de la sociedad (con o sin reparto de dividendos durante ese período).
  • Que existan suficientes beneficios sociales legalmente repartibles en el ejercicio cuyas cuentas se aprueben.
  • Que el socio que pretende ejercitar el derecho de separación haya votado a favor de la distribución de los beneficios sociales en Junta General.
  • Que dicha Junta General no acuerde la distribución como dividendo de, al menos, un tercio de los beneficios propios de explotación del objeto social obtenidos durante el ejercicio anterior, que sean legalmente repartibles.

El plazo para el ejercicio del derecho de separación por parte del socio es de un mes a contar desde la fecha en la que se hubiera celebrado la junta general ordinaria.

El socio, en este caso, tiene derecho a que la empresa adquiera sus acciones o participaciones sociales a valor razonable. En el supuesto de que no se llegue a un acuerdo sobre el mismo o sobre la persona o personas que hayan de valorarlo, habrá que designar un experto independiente por parte del Registrador Mercantil del domicilio social a solicitud de la sociedad o de cualquier socio titular de las participaciones o acciones objeto de valoración.

Como consecuencia de todo lo anterior es importante advertir a los órganos de administración de las empresas que tengan en cuenta este tema, de cara a las próximas juntas de socios (en especial la de aprobación de cuentas y distribución de resultados), desde la perspectiva societaria y soliciten, si lo consideran necesario, asesoramiento externo, puesto que supone un cambio muy significativo.

Foto: mohamed_hassan

GUÍA PARA AYUDAR A LAS PYMES A APLICAR MEDIDAS DE BUEN GOBIERNO CORPORATIVO

5 de marzo de 2018

El Consejo General de Economistas junto con Cepyme han lanzado la “Guía de buen gobierno para empresas pequeñas y medianas”. Es un manual práctico que establece unas directrices básicas para que las pymes puedan implantar medidas de buen gobierno que optimicen su desempeño (económico, social y medioambiental), favorezcan las relaciones con sus grupos de interés y aumenten su competitividad

El tejido empresarial español está formado fundamentalmente por microempresas. Según datos del INE de 2017:

INE

Según estos datos, si sumamos el porcentaje que representan las empresas sin ningún asalariado más las que tienen de 1 a 2, casi el 83% de las empresas españolas tienen 2 o menos asalariados.

Hasta ahora las medidas de buen gobierno corporativo se han estado aplicando exclusivamente en medianas y grandes empresas, lo que significa que en España se aplicaría en menos de un 5% de las empresas, y esto considerando que veinte trabajadores significan “mediana” empresa.

En este sentido, desde el Consejo General de Economistas se considera que la aplicación de normas de gobierno corporativo debe ser un aspecto crucial a la hora de reforzar las buenas prácticas empresariales en grandes empresas, pero que estas prácticas resultan beneficiosas también para las pequeñas y medianas empresas, principalmente en cuanto a su acceso a la financiación y al refuerzo de la confianza de los inversores. Las pymes deben interiorizar estas prácticas y entenderlas como un instrumento de generación de valor de la organización y que les reportará una mayor capacidad de crecimiento y de estabilidad”.

rules-1339917_640

La Guía es un manual práctico y esquemático de fácil consulta mediante el cual las pymes pueden determinar el grado de implantación de medidas de buen gobierno en su entorno mediante la cumplimentación de un sencillo test con 20 preguntas. Una vez realizada esta evaluación previa, la Guía ofrece una serie de recomendaciones basadas en unos principios básicos (12 principios básicos y las 26 recomendaciones de buen gobierno), que suponen una adaptación a las singularidades de las pymes de toda la normativa e instrumentos que existen en nuestro país en materia de gobierno corporativo.

Para obtener la guía pinche aquí

Foto: Maialisa

5 grandes empresas que no cotizan en bolsa

Todos las conocemos. Compramos sus productos, nos sorprendemos con sus campañas publicitarias e incluso las recomendaríamos a nuestros familiares y conocidos como compañías en las que consumir y confiar, pues gozan de prestigio y reconocimiento.

Sin embargo, todas ellas comparten una característica común: no cotizan en bolsa. Cada una con sus razones, pero todas ellas no han entrado aún en los mercados de valores. Vamos a repasar cuáles son, puede que algunas os sorprendan:

Sao_Paulo_Stock_Exchange

Ikea. Se dice que su fundador, Ingvar Kamprad, tiene fama de tacaño y agarrado: duerme en habitaciones pequeñas y baratas cuando va a hoteles en lugar de en lujosas suites, viaja en clase turista a pesar de poderse permitir hacerlo en business, e incluso establece normas para que sus empleados ahorren lo máximo posible a la hora de trabajar. Sea por estas razones o no, la fortuna de Ikea es de 55.000 millones de euros, que pertenecen íntegramente a la familia Kanmprad. Puede que sea razón más que suficiente para no ver la necesidad de sacar la empresa a bolsa…

Lidl. La cadena de supermercados de origen alemán tiene más de 8.000 supermercados, repartidos a lo largo de 17 países, y es uno de los líderes mundiales de supermercados de bajo coste. Solo en nuestro país mejoró sus ventas en un 12,5%, superando por primera vez los 3.000 millones de euros. Su modelo de negocio se basa en un aumento de volumen de compras gracias al aumento de estas ventas, lo que hace posible ofrecer unos precios bajos a los clientes. Quizá este modelo de negocio que les funciona les hace no preocuparse por cotizar en los mercados de valores…

Decathlon. Todos conocemos esta gran superficie dedicada a la venta de material deportivo. La compañía, perteneciente al grupo francés Mulliez, no cotiza en bolsa. La compañía tiene 748 tiendas repartidas en todo el Mundo, y 11.751 empleados, a los cuales retribuye mediante la entrega de ‘acciones’ liberadas de la propia compañía. La cantidad que se entrega a cada trabajador se calcula respecto a tres variables: los resultados netos de la empresa, la permanencia del trabajador y su productividad.

No queríamos terminar este post sin hacer referencia a dos grandes compañías españolas que tampoco cotizan aún en bolsa.

Mercadona. No cabe duda de que Mercadona es una compañía que funciona bien, y podría perfectamente tener un puesto en la lista del Ibex. Esta empresa no ha parado de crecer, y actualmente cuenta con el 20-25% del mercado alimentario español, facturando en la actualidad más de 20.000 millones de euros. La empresa es propiedad de la familia Roig, y quizá con estas cifras, no les interesa emprender nuevos caminos, como es el de la inversión en bolsa.

El Corte Inglés. Es otra de las empresas de nuestro país que suelen sorprendernos cuando nos enteramos de que aún no cotizan en bolsa. En este caso, la razón parece ser la contraria a la de nuestro ejemplo anterior, Mercadona. Debido a la crisis, sus ventas han caído duramente en la última década. Sin embargo, mediante la venta de inmuebles y amortizaciones, están saneando la deuda del balance, y planteando una posible salida a bolsa.

Como ves, no todas las grandes empresas del mundo o de nuestro país, por el hecho de ser grandes, están en bolsa. ¿Conoces algún otro ejemplo que no esté en nuestra lista? ¡Dinos cuál es, abajo en los comentarios!

 

 

 

Los 5 retos a los que se enfrentará un nuevo emprendedor

La semana pasada hablamos de propósitos que hacernos para el nuevo año, porque siempre es bueno proponernos nuevas metas que acometer con las energías nuevas que caracterizan al comienzo de un nuevo ciclo. Pero a veces, más allá de los propósitos, tenemos también que hacer, dar el paso, actuar… en definitiva, lanzarnos a la piscina.

emprendedor

Quizá este año lo que pensemos “hacer” sea emprender. Pero, como sabemos, emprender será una tarea dura y a veces, plagada de obstáculos. Pero a nosotros, no nos gusta llamarlos así; preferimos llamarlos retos. Por eso, hoy os hablaremos de los que son los retos a los que se enfrentará un nuevo emprendedor que se quiera lanzar a la aventura emprendedora este año.

- Financiación: Nunca será éste un tema fácil para un emprendedor, tanto si es novel como experto; pero sin duda, será más duro para el segundo que para el primero. Si emprendemos por primera vez, hemos de saber que empezamos de cero, lo cual significa que debemos poner un especial énfasis en hacer networking (generar contactos profesionales), y considerar además las posibles opciones de financiación que tenemos (crowdfunding, incubadoras de proyectos, business angels…) para ver cuál nos conviene más.

- Cambio de situación laboral: Si nos vamos a dedicar a montar nuestro propio negocio, y lo más importante, mantenerlo, debemos tener presente que va a ser realmente difícil conservar nuestro antiguo trabajo o actividad anterior. Quizá al principio, durante los inicios del negocio, será posible compaginar ambos, utilizando hasta nuestro tiempo libre si es necesario, pero al final, si queremos verdaderamente triunfar y hacer crecer nuestro negocio, quizá debamos plantearnos la opción de dedicarnos por entero a él.

- Lo desconocido: Cuando se lanza una startup, tenemos ante nosotros una hoja completamente en blanco y cientos de preguntas que formularnos: ¿cuál será la esperanza de vida de mi negocio? ¿será rentable? ¿será exitoso? Lo malo es que las respuestas no las podemos conocer, si no es con el paso del tiempo y con los resultados, día tras día. Emprender es un riesgo, y todas estas preguntas sin respuesta pueden generar en nosotros cierta ansiedad, por ver tambalearse nuestra economía, desarrollar horas de trabajo a veces indefinidas, y en definiva, por no saber qué pasará.

- Elección del equipo adecuado: Si nunca hemos gestionado un equipo de personas, debemos saber que ésta es una de las tareas más difíciles, además de estresante. No sólo se trata de elegir a los candidatos adecuados para un determinado puesto, sino que, además hay que evaluar su coste y observar cómo se integrarían en un equipo más amplio. La dificultad aumenta cuando tenemos que hacer todo esto con la mayor celeridad posible.

- Toma de decisiones: La responsabilidad es probablemente la tarea más difícil y estresante de todas las que hemos enumerado hasta ahora. Cuando montamos una empresa, la toma de decisiones se convierte en algo diario: desde las pequeñas y aparentemente sencillas hasta las que atañen a temas más complejos con muchos más factores involucrados que afectan a la compañía en mayor medida. Debemos aprender a gestionar el estrés asociado a estas nuevas tareas y desafíos que se nos plantean como emprendedores, pues trataremos con ellos día tras día.

La acción de emprender es una tarea que no será fácil y que constantemente nos asaltará con nuevos desafíos, pero si, como hemos dicho al principio, convertimos las dificultades en ‘retos’, seguro que con el tiempo podemos hacer todo el proceso mucho más llevadero.

¿Y tú, te has planteado emprender este año? ¿qué otros retos crees que puede encontrarse un emprendedor que monta un negocio por vez primera? Déjanos un comentario y cuéntanoslo.

 

8 PASOS PARA HACERSE AUTÓNOMO

¿Te estás planteando seriamente hacerte autónomo? ¿Tienes una idea que te gusta y de la que crees que podrías vivir? ¿No sabes por dónde empezar?  ¡Empieza por abajo!

 

Autonómo

 

Los negocios no se construyen de la noche a la mañana. Hace falta mucho trabajo previo y tener claro cada punto para tener más posibilidades de alcanzar el éxito. Por eso, si lo tienes claro, te animamos a que te lances a la aventura de emprender, paso a paso, empezando por el primero:

1º. La idea de negocio: ¿Tienes una buena idea de negocio? ¿Te ves capacitado para llevarla a cabo? ¿Te sientes preparado para desempeñar sin dificultades todas las tareas que implica esa idea de negocio? ¿Consideras que tu idea es perdurable y rentable durante un largo período de tiempo? Si no estás 100% convencido de tu idea y de que las probabilidades de éxito son altas, no sigas adelante. Si por el contrario te sientes seguro con tu idea de negocio y te sientes capacitado para sacarlo adelante, continúa leyendo el siguiente paso.

2º. El estudio de mercado: Cada día el mercado es más duro y la competencia está mejor preparada y es más voraz, por lo que si quieres lanzarte al mercado, deberás saber a qué te enfrentas. Analiza el sector en el que te quieres introducir, define tu target y conoce a la perfección a la competencia.  ¿Sigues viendo espacio para tu idea en el mercado? ¡Continúa entonces!

3º. El plan de negocio: Con el diseñarás y concretarás los objetivos de tu negocio mediante una fase de proyección y evaluación, planificarás las tareas a desempeñar y reunirás toda la información necesaria para que el negocio llegue a convertirse en lo que has soñado. La semana pasada te facilitamos 5 herramientas online para diseñar tu plan de negocio. Puedes verlas aquí.

4º. La cartera proveedores: ¿Qué proveedores necesitamos para desempeñar nuestro modelo de negocio como autónomos? ¿Cuáles son los proveedores más competitivos del marcado en relación calidad-precio? En base a nuestra idea de negocio, ¿no fijamos más en la calidad o en el precio de nuestros proveedores? Rodearnos de una buena cartera de proveedores acorde a nuestras necesidades marcará la diferencia tanto en la calidad como en el precio de nuestros productos y servicios.

5º. Incorpora las nuevas tecnologías: ¿Quién no está conectado a la red hoy en día? Salvo algún que otro target de excepción limitado por la edad, la gran mayoría de la población hace uso de las redes sociales y las nuevas tecnologías. ¿Por qué no aprovechar esta oportunidad? Además del bajo coste (y en muchos casos gratuito), de las nuevas tecnologías, daremos una imagen joven, conectada con el presente y el futuro y consciente de las nuevas tendencias.

6º. Escoge ubicación: ¿Desde dónde vas a trabajar como autónomo? Es importante conocer cómo será tu relación con clientes y proveedores para determinar si necesitas un local, una oficina o si por el contrario puedes trabajar desde casa. ¿Necesitas una ubicación céntrica o no es necesaria? ¿Tu local tiene que resultar atractivo o no es importante? Evalúa la ubicación que necesitas y encuentra el equilibro entre costes y necesidades.

7º. Date de alta como autónomo: Para darte de alta puedes gestionar los trámites acudiendo personalmente a Hacienda y a la Seguridad Social, acudiendo a un PAE (Puntos de Atención al Emprendedor) o realizándolos directamente a través de internet.

8º. Sigue formándote: Lanzar tu proyecto como autónomo no es la meta del camino profesional, sino la salida. Si quieres aguantar la carrera hasta el final, debes entrenar y actualizarte constantemente. Para ello la formación es la mejor vía. Siempre habrá algo nuevo que aprender y que necesites conocer para mejorar en tu trabajo. Siempre hay algo más en lo que puedes mejorar.

Estas son sólo las herramientas para comenzar a construir tu “casa profesional”. Ahora depende de ti trabajarlas, pulirlas y, lo más importante, impregnarlas de tu propia visión del negocio. Porque sólo así tu negocio será personal. Porque sólo así tu negocio será único.

¿Te animas a emprender?

5 HERRAMIENTAS ONLINE PARA DISEÑAR TU PLAN DE EMPRESA

Si pretendes emprender, tienes que saber que te espera un arduo camino por delante, y que cada paso debe ser tomado a conciencia. Cada error cometido será clave para el futuro de tu negocio, por eso tienes que avanzar con firmeza, determinación y con una base lo suficientemente sólida como para aguantar las posibles tempestades a las que te tengas que enfrentar. ¿Y cuál es la mejor base para comenzar a construir tu negocio soñado? Sin duda, el plan de empresa.

Plan_Empresa

Aunque un buen plan de empresa no te asegura el éxito, tienes muchas más posibilidades de alcanzarlo con él que lanzándote a la aventura confiando en tu simple intuición. Diseñarás y concretarás los objetivos de tu proyecto empresarial mediante una fase de proyección y evaluación. Planificarás las tareas a desempeñar y estudiarás si necesitas inversores o financiación externa. Reunirás toda la información de lo que el negocio tiene que ser y organizarás todas las acciones y necesidades para que éste tenga éxito.

¿Te hemos convencido de lo necesario que es diseñar un buen plan de negocio? Te damos 5 herramientas online para lo lleves a cabo:

  1. Plan de Empresa de la DGIPYME (Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa): Esta herramienta gratuita te permitirá analizar la oportunidad de tu negocio y examinar su viabilidad técnica, económica y financiera. Podrás sistematizar e integrar las actividades necesarias para que tu idea de negocio se convierta en realidad. Al finalizar tu plan, podrás acudir con tu idea a las personas o entidades financieras que pueden ayudarte a ponerlo en marcha. Para más info, pincha aquí.
  2. Enloop: Esta herramienta se basa en la información que introduzcas para generar automáticamente un sistema de sincronización de valores. Te facilitará datos de ventas, ingresos y egresos, flujo de efectivo y hoja de balance general, detallando la información con gráficas y otros atractivos elementos visuales. Podrás personalizar cada sección de tu plan, incluyendo partes enfocadas en información clave de la empresa y datos financieros, y obtendrás previsiones de negocio muy cercanas a la realidad. Tiene una opción gratuita que incluye un plan de negocios en un formato PDF que te puedes descargar, y opciones con precios entre 9,95 y 39,95 dólares al mes. Para más info, pincha aquí.
  3. eBusinessPlan: Es una herramienta online gratuita con la que puedes crear y administrar tuplan de negocio. Es totalmente personalizable para diseñar  un plan dinámico y profesional apoyándose en imágenes y textos de ayuda. Para más info, pincha aquí.
  4. Liveplan: También muy completa, pone especial énfasis en la construcción de un modelo financiero fiable. Ha sido creada por Bplans, una empresa dedicada al desarrollo de soluciones de software para apoyar a los emprendedores a diseñar su propio negocio. En su web podemos encontrar algunos recursos gratuitos, plantillas, guías y hasta 500 ejemplos gratuitos de planes de negocios. Además ofrece un servicio de asesoría por parte de un grupo de expertos. Dispone de una versión gratuita. Para más info, pincha aquí.
  5. Crea tu plan de negocio: es una iniciativa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para ayudar a todos los emprendedores del sector de las industrias culturales a realizar sus proyectos, centrando la atención en el análisis previo a la puesta en marcha del negocio. Manejarás diferentes escenarios para comprobar aspectos tan importantes como cuánto dinero necesitas para empezar o cuándo va a rentabilizar tu inversión. Además, contarás con la ayuda de casos de éxito de otros emprendedores, a través de los que podrás comprobar qué decisiones tomaron ellos en situaciones similares a las que te estás planteando. Para más info, aquí.

Por supuesto hay muchas más herramientas online que te ayudarán a diseñar tu plan de negocio, éstas son solo nuestras recomendaciones. Investiga, curiosea y decide cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades. Pero no te olvides de tu objetivo: emprender.

¿O te vas a echar atrás ahora que sabes por dónde tienes que empezar?