Los 5 retos a los que se enfrentará un nuevo emprendedor

La semana pasada hablamos de propósitos que hacernos para el nuevo año, porque siempre es bueno proponernos nuevas metas que acometer con las energías nuevas que caracterizan al comienzo de un nuevo ciclo. Pero a veces, más allá de los propósitos, tenemos también que hacer, dar el paso, actuar… en definitiva, lanzarnos a la piscina.

emprendedor

Quizá este año lo que pensemos “hacer” sea emprender. Pero, como sabemos, emprender será una tarea dura y a veces, plagada de obstáculos. Pero a nosotros, no nos gusta llamarlos así; preferimos llamarlos retos. Por eso, hoy os hablaremos de los que son los retos a los que se enfrentará un nuevo emprendedor que se quiera lanzar a la aventura emprendedora este año.

- Financiación: Nunca será éste un tema fácil para un emprendedor, tanto si es novel como experto; pero sin duda, será más duro para el segundo que para el primero. Si emprendemos por primera vez, hemos de saber que empezamos de cero, lo cual significa que debemos poner un especial énfasis en hacer networking (generar contactos profesionales), y considerar además las posibles opciones de financiación que tenemos (crowdfunding, incubadoras de proyectos, business angels…) para ver cuál nos conviene más.

- Cambio de situación laboral: Si nos vamos a dedicar a montar nuestro propio negocio, y lo más importante, mantenerlo, debemos tener presente que va a ser realmente difícil conservar nuestro antiguo trabajo o actividad anterior. Quizá al principio, durante los inicios del negocio, será posible compaginar ambos, utilizando hasta nuestro tiempo libre si es necesario, pero al final, si queremos verdaderamente triunfar y hacer crecer nuestro negocio, quizá debamos plantearnos la opción de dedicarnos por entero a él.

- Lo desconocido: Cuando se lanza una startup, tenemos ante nosotros una hoja completamente en blanco y cientos de preguntas que formularnos: ¿cuál será la esperanza de vida de mi negocio? ¿será rentable? ¿será exitoso? Lo malo es que las respuestas no las podemos conocer, si no es con el paso del tiempo y con los resultados, día tras día. Emprender es un riesgo, y todas estas preguntas sin respuesta pueden generar en nosotros cierta ansiedad, por ver tambalearse nuestra economía, desarrollar horas de trabajo a veces indefinidas, y en definiva, por no saber qué pasará.

- Elección del equipo adecuado: Si nunca hemos gestionado un equipo de personas, debemos saber que ésta es una de las tareas más difíciles, además de estresante. No sólo se trata de elegir a los candidatos adecuados para un determinado puesto, sino que, además hay que evaluar su coste y observar cómo se integrarían en un equipo más amplio. La dificultad aumenta cuando tenemos que hacer todo esto con la mayor celeridad posible.

- Toma de decisiones: La responsabilidad es probablemente la tarea más difícil y estresante de todas las que hemos enumerado hasta ahora. Cuando montamos una empresa, la toma de decisiones se convierte en algo diario: desde las pequeñas y aparentemente sencillas hasta las que atañen a temas más complejos con muchos más factores involucrados que afectan a la compañía en mayor medida. Debemos aprender a gestionar el estrés asociado a estas nuevas tareas y desafíos que se nos plantean como emprendedores, pues trataremos con ellos día tras día.

La acción de emprender es una tarea que no será fácil y que constantemente nos asaltará con nuevos desafíos, pero si, como hemos dicho al principio, convertimos las dificultades en ‘retos’, seguro que con el tiempo podemos hacer todo el proceso mucho más llevadero.

¿Y tú, te has planteado emprender este año? ¿qué otros retos crees que puede encontrarse un emprendedor que monta un negocio por vez primera? Déjanos un comentario y cuéntanoslo.

 

10 propósitos para un economista en 2016

Otro año toca su fin, y cuando eso sucede, la mayoría de nosotros hacemos dos cosas: nos paramos a sacar conclusiones sobre lo bueno y lo malo que nos ha deparado el año que se va, pero, sobre todo, muchos nos hacemos propósitos que queremos cumplir en el que entra. Desde los clásicos “apuntarnos a un gimnasio” a “ser mejor personas”, los hay más y menos realistas…

propositos-ano-nuevo-economistas

Nosotros, desde nuestra posición, que es el mundo de la economía, queremos proponerte una lista de propósitos que creemos que son importantes y de gran ayuda para todo economista que quiere crecer en su profesión. Son los siguientes:

  • Cultiva una buena reputación digital: Como decíamos en el punto anterior, hoy en día tenemos muchas facilidades para ampliar nuestra red de contactos profesionales, gracias a la web 2.0. o las redes sociales, dado que con ellas es mucho más fácil tener una presencia digital en la red. Pero a la vez que esto es claramente beneficioso en cuanto a visibilidad, puede tener también la contrapartida de que todo lo que hagamos se difunde de manera más notoria -tanto lo bueno como lo malo-, y es por eso que debemos cuidar especialmente nuestra reputación digital.
  • Sigue formándote: Tan importante como la información es la formación. En la frenética sociedad en la que vivimos, siempre cambiante, los trabajos y la tecnología cambian y evolucionan a un ritmo a veces difícil de seguir, y nuestra mejor herramienta frente a eso es no dejar nunca de aprender y estudiar. Pregúntate qué herramientas debes conocer para permanecer actualizado en tu desempeño profesional. Si comienzas el año con energías renovadas y muchas ganas de aprender, ¿por qué no le echas un vistazo a alguno de nuestros cursos online?
  • Aprovecha para poner en orden tus objetivos económicos de este nuevo año: Ver cómo ha ido el año que cerramos puede servirnos de mapa mental sobre el que trazar nuestra nueva trayectoria económica. Podemos informarnos de las tendencias de inversión en bolsa para 2016, sobre los depósitos de ahorro o sobre los modelos de negocio más atractivos para inversores extranjeros a la hora de montar una empresa. Sin plan no hay éxito, así que, planifiquemos.
  • Aprende de tus aciertos: A menudo nos repetimos que debemos aprender de los errores, pero, ¿qué hay sobre los aciertos? Los aciertos son un indicador de la dirección en la que debemos seguir remando para este nuevo año. Echa la vista atrás al 2015 que estamos a punto de dejar atrás y pregúntate cuáles han sido tus grandes logros y cómo has llegado hasta ellos. Repite la tendencia, y si es posible, mejórala más aún. Amplía tus objetivos profesionales siguiendo en la buena dirección.
  • Busca figuras de referencia en tu ámbito: Para alcanzar el éxito, siempre ayuda tener referentes o figuras de inspiración. Párate a reflexionar sobre cuáles son tus objetivos y busca a las personas de referencia en esos ámbitos. Existen multitud de libros, películas, documentales, páginas webs, blogs, que hacen un repaso a las vidas de las figuras más exitosas y relevantes en sus respectivos campos. Sus consejos, biografías, métodos o trayectoria, pueden servirte de inspiración para el nuevo año…
  • Sé más productivo: La productividad no consiste en trabajar más tiempo, sino en hacer más en el mismo. ¿Quién no quiere sentir esa satisfacción al tener la sensación de que se han hecho un montón de cosas en un día, y con menos agobios? Existen una serie de técnicas para aumentar la productividad tanto personal como profesional, que te ayudarán. Puedes, por ejemplo, consultar nuestro post con algunos métodos para ser más productivos, para mejorar.
  • Colégiate: Siendo profesional de la economía, quizá te interese conocer el colectivo al que perteneces y aquellas actividades que se desempeñan dentro de él, sentirte representado como profesional ante la sociedad a través de una organización colegial o conocer tus derechos y obligaciones dentro del colectivo, entre otros. Pertenecer a un grupo es siempre una garantía de que se puede hacer más fuerza y crear sinergias muy positivas en nuestro desempeño profesional. Si te interesaría colegiarte como economista, puedes hacerlo en nuestra web, eligiendo el colegio de tu propia comunidad autónoma.
  • Diseña o plantéate cómo está yendo tu plan de empresa: Si te ha picado el gusanillo de emprender, es un buen momento para llevarlo por fin a cabo; quítate los miedos y lánzate a la aventura; lógicamente, esto no es una tarea fácil y hay que hacer un estudio previo del mercado al que vamos dirigidos, conocer los pros y los contras y estudiar la viabilidad del proyecto. Pero quien no lo intenta, no sabe si acierta. Si ya tienes experiencia en el emprendimiento, analiza cómo estás desempeñando la actividad, en qué estás fallando y cómo puedes mejorar en este nuevo año.
  • Hazte voluntario: Sea cual sea tu sector profesional, el voluntariado es siempre un buen complemento, y tiene numerosas ventajas, como la satisfacción personal de ayudar a los demás de forma altruista. Pero también tiene beneficios a nivel profesional, como por ejemplo el hecho de que con esos programas de voluntariado, puedes adquirir experiencia y conocimientos y habilidades nuevas y extensibles a tu trabajo.
  • Mejora tus hábitos de vida: En una lista de propósitos no puede faltar uno que se refiera a nuestra salud. Proponernos dormir mejor de lo que lo solemos hacer, practicar más deporte, o tener una dieta más equilibrada son elementos que debemos intentar incorporar a nuestro día a día, así como aumentar nuestras relaciones sociales. Si no dedicamos más tiempo de calidad a nosotros mismos y a los demás, todo lo demás no tendrá sentido la mayoría de ocasiones. Si nosotros estamos bien, todo lo demás estará bien.

¿Qué te parece nuestra lista? ¿cuántos propósitos te ves capaz de cumplir? Somos conscientes de que cumplirlos todos puede ser complicado, pero lograr algunos de ellos quizá no lo es tanto; sólo hacen falta dos elementos que en realidad son importantes para todo en la vida: motivación y constancia.

¿Tienes algún otro propósito que te gustaría compartir con nosotros? Háznoslo saber y quizá de paso ayudes a otros a inspirarse para embarcarse en nuevas metas. Este nuevo año, sí que sí, será el año de los éxitos. ¡Feliz Año Nuevo!