Aspectos legales que afectan a las vacaciones (2)

24 de junio de 2019

Hace casi dos años, el 20-07-2017, publicamos un primer avance sobre los aspectos legales que afectan a las vacaciones (ver aquí). Dado que ya estamos en periodo estival y que las dudas surgen con frecuencia sobre este tema, hacemos hincapié en algunos aspectos no recogidos o suficientemente aclarados en la publicación de hace dos años.

summer-814679_640Partiendo de que todo lo publicado el 20 de julio de 2017 sigue vigente, nos gustaría remarcar algunos aspectos concretos:

* Si la fecha pactada de vacaciones coincidiera con un periodo de maternidad, parto o lactancia natural, se tendrá derecho al disfrute de esos días en otras fechas, una vez finalizado el periodo de incapacidad.

* Si al inicio de la fecha pactada de vacaciones (o durante el citado periodo) el trabajador/a estuviera en situación de incapacidad laboral (distinta de las del párrafo anterior), también tendrá derecho a los días no disfrutados por la incapacidad en otras fechas, una vez terminado el proceso de incapacidad.

* La legislación establece que las vacaciones son, como mínimo, 30 días naturales, pero en muchas empresas se utiliza 22 días laborables (tanto el convenio colectivo, como en el contrato laboral, o en convenio de empresa, etc., se pueden pactar más días).

volkswagen-158463_640* Si un trabajador/a tiene un contrato a tiempo parcial, los días con derecho a vacaciones son los mismos que para el personal con jornada a tiempo completo.

* Los trabajadores de una ETT tienen que tener los mismos derechos que los trabajadores de la empresa donde prestan sus servicios, por lo que deben tener el mismo nº de días de vacaciones.

* Como las fechas de disfrute de las vacaciones deben ser pactadas entre la empresa y el trabajador/a, lo más normal es que la empresa dtermine la fecha de la mitad de las vacaciones y el trabajador/a la otra mitad. Si no hubiera posibilidad de acuerdo, sería la justicia laboral quién fijaría las fechas, sin posibilidad de recurso para ninguna de las partes.

Fotos: StevebidmeadOpenClipart-Vectors

Obligación del registro horario (II)

14 de mayo de 2019

El pasado 1 de abril hicimos una primera publicación sobre el controvertido tema del registro de la jornada laboral, y que suponemos que va a seguir dando que hablar en los próximos meses. Ver anterior publicación aquí.

 

Desde el 12 de mayo de 2019, esta medida ha entrado en vigor, obligando a todas las empresas españolas, independientemente del tamaño de la misma o del número de trabajadores.time-488112_640

Obligaciones de la empresa:

* Registrar la jornada diaria de todos los empleados, sea cual sea su puesto de trabajo o cometido (con contrato laboral).

* Recoger la hora de entrada y de salida.

* Hay que garantizar la integridad del registro. Lo que indica el RD Ley es que debe ser un medio fehaciente.

* Conservar estos registros durante un periodo de 4 años, teniendo que estar a disposición de los trabajadores, sus representantes o la autoridad laboral.

* La forma en que se haga la recogida de los horarios dependerá de la negociación colectiva (se recogerá en los convenios colectivos o, en su defecto, por acuerdo del empresario con los representantes de los trabajadores).

stopwatch-2061851__340A la espera de un reglamento que clarifique el Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad o que la justicia laboral vaya estableciendo reglas, esperamos que sirva para el fin para el que fue creado:

– Que los trabajadores cobren las horas extras que realizan -actualmente se calcula que hay casi 3 millones de horas extra semanales sin cobrar-.

– Que se cotice por estas 3 millones de horas extras o las que se controlen a partir de ahora.

– O, por el contrario, se administre mejor el tiempo de estos trabajadores, lo que redundará en una mejora del tiempo disponible.

Además, el Ministerio ha publicado una guía aclarativa en el que especifica lo siguiente:

* Queda completamente excepcionada de la aplicación de la norma el
personal de alta dirección contemplado en el artículo 2.1.a) ET.

* Socios trabajadores de cooperativas, trabajadores autónomos, etc, no se aplicará el artículo 34.9 ET y, por tanto, no existirá obligación de registro horario.

* En el caso de empresas de trabajo temporal, la ETT y la empresa usuaria deben
establecer los procedimientos de aportación de los registros para el cumplimiento de sus obligaciones.

 

Fotos: The Pixelman y geralt

Obligación del registro horario

1 de abril de 2019

hourglass-620397_640El 12 de marzo de 2019 se publicó el Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, donde, mediante la modificación del artículo 34 de Estatuto de los Trabajadores (E.T.), se estableció la obligatoriedad de que todas las empresas registren el horario de sus trabajadores. En el mismo decreto ley se concede un plazo de 2 meses para que las empresas se adapten. Es decir, esta medida entrará en vigor el próximo 12 de mayo de 2019.

Aunque esta medida estaba contemplada en el E.T., la interpretación que se hacía en los tribunales es que solo afectaba a los empleados con contrato a tiempo parcial. Con este cambio del citado E.T. están afectados todos los trabajadores de todas las empresas.

smartwatch-828786_640No obstante, quedan bastantes dudas de cómo se va a realizar este registro por parte de las empresas (huella digital, dispositivos móviles, ordenadores, reloj de fichar, etc…), la norma no establece ninguna obligación por la utilización de un sistema u otro,  sino que lo traslada a la negociación colectiva, pero la mayoría de las empresas en España, por ser pymes, carecen de representación de los trabajadores.

El citado sistema de registro, sea cual sea, deberá garantizar la autenticidad e integridad del registro, y en aquellos supuestos que como consecuencia de las particularidades de la actividad, el registro deba realizarse mediante sistemas de geolocalización, deberá respetar el derecho a la intimidad de las personas, y de los datos personales y digitales del trabajador.

Aun queda camino, que será a través de las sentencias de los tribunales, para conocer exactamente el alcance de cómo poner en marcha esta medida.

Fotos: Nile y Free-Photos 

2018: AUMENTO A 11 EUROS EN LOS CHEQUES RESTAURANTE

31 de enero de 2018

Si la empresa te facilita cheques restaurante, a partir de enero de 2018 la cuantía de estos cheques restaurante se aumenta hasta los 11 euros, sin que haya que tributar en el IRPF (hasta el 31 de diciembre de 2017 el límite de esta cantidad era de 9 euros).

Para que estos importes no tributen, hay que cumplir una serie de condiciones:

  • La empresa debe llevar un control sobre los cheques restaurante que entrega: deben estar numerados, ser nominativos, no ser reembolsables, debe figurar la empresa emisora y, si es en formato papel, el importe.
  • Los empleados solo utilizarán estos cheques en días de trabajo y en establecimientos de hostelería.
  • Si un día no hacen uso de algún cheque, no se puede acumular la cantidad para otro día (el límite diario siempre es de 11 euros).

Si su empresa, en vez de utilizar los cheques restaurante, le entrega una tarjeta o cualquier medio electrónico de pago para este tipo de gastos, también estaría exento de tributar en el IRPF, siempre que se cumpla con los límites y condiciones anteriores.

map-2527413_640 (1)

En el caso de mal uso por parte del empleado de los cheques restaurante o tarjeta de crédito (usar un importe superior en un día, usarlo en festivo, etc.), la empresa no será responsable de este mal uso. Será el empleado los que deban responder de este mal uso, declarando una mayor retribución en especie en su declaración de renta.

Foto: Bru-nO

Interesantes empresas en las que trabajar si eres economista

Para muchos licenciados en Economía, el objetivo es llegar a trabajar en una gran multinacional, de reconocido prestigio. Hacerse un nombre en una empresa respetada parece estar ligado a éxito profesional. Pero no es oro todo lo que reluce y, en muchas ocasiones, trabajar en una gran empresa no siempre viene de la mano con desarrollar un trabajo satisfactorio.

Por suerte, cada vez hay más trabajo para economistas en la industria tecnológica. Tras un proceso de ajuste y aprendizaje, se abre un abanico de posibilidades para el sector en este ámbito y estas son algunas de las empresas más interesantes en las que trabajar.

google

Amazon: Jeff Bezos, CEO del gigante e-commerce, que no deja nada al azar, está contratando economistas de manera masiva. Amazon conoce la importancia de calcular sus precios adecuadamente con sistemas de demanda estimados. Además, apuesta a largo plazo por España, ya que ha elegido Barcelona como sede estratégica del sur de Europa, provincia en la que abrirá un nuevo centro logístico de 2017, iniciando su actividad con 500 trabajadores, cifra que tienen previsto triplicar.

Microsoft: Microsoft organiza eventos de contratación en universidades para intentar contratar a los mejores antes de que se gradúen, por lo que el prestigio de trabajar en la compañía es muy alto. En esta multinacional no solo es posible, sino bastante común, ascender o cambiar de departamento, por lo que nunca llegarás al punto en el que te aburras en tu puesto o creas que no tienes nada a lo que aspirar dentro de la empresa. En la compañía dan mucha importancia a las relaciones laborales por lo que, cada cierto tiempo, los jefes organizan un evento para socializar y que los empleados puedan conocerse entre sí.

Google: Trabajar en la que se ha convertido en la mayor empresa del mundo se ha convertido en el sueño de muchas personas y no solo por el renombre de la marca, sino por las condiciones, el modo de trabajo, lugares y sectores donde se mueve la compañía. Google se han convertido en un imán para los economistas que tengan entre sus destrezas el análisis de datos y ser capaces de computar modelos de manera eficiente. A esto hay que sumar las condiciones que ofrecen en sus sedes, más similares a un club social que a una oficina, y entre cuyos beneficios se encuentran desde alimentos y bebidas gratis hasta masajes corporales. Además, en esta multinacional son muy exigentes con sus empleados pero se preocupan mucho de su crecimiento profesional y de sus aspiraciones.

¿Os gustaría trabajar para alguna de estas innovadoras multinacionales? ¿Conocéis otras empresas interesantes en las que trabajar si eres economista? ¿Qué es lo realmente importante para vosotros a la hora de enviar un CV a una empresa? Si lo deseáis, podéis dejarnos vuestras opiniones en los comentarios.

 

 

5 tendencias en el futuro laboral de nuestro país

Es evidente que nuestro país se encuentra en un momento de cambio en el aspecto político, con las ya famosas negociaciones que están teniendo lugar a día de hoy entre los diferentes partidos. Pero se encuentra también en un momento de incertidumbre en el aspecto económico laboral: problemas como una baja flexibilidad laboral, una todavía elevada tasa de paro, y cierta preocupación respecto al futuro de las pensiones, por citar algunos ejemplos.

 

tendencias futuro laboral

 

A la espera de ver lo que sucederá en el futuro, nosotros hoy queremos hacer nuestra apuesta por las que creemos que serán las tendencias laborales en nuestro país de aquí en adelante, 5 tendencias que con toda probabilidad empezarán a resultar familiares en la forma de trabajar en los próximos años. Son las siguientes:

 

  1. Auge de los empleos relacionados con el mundo digital y la tecnología. Lo cierto es que, más que el futuro es desde hace tiempo el presente, aunque en el futuro nos haremos aún más dependientes de esta tendencia. Hoy en día, raro es el ciudadano que no trabaja con un ordenador personal, consulta el correo en su móvil o está conectado a Internet prácticamente las 24 horas del día. En nuestro país, en los últimos años ha habido un auge de las profesiones relacionadas con el mundo digital (marketing digital, Big Data, informática, programación) o con la tecnología (robótica, biotecnología), lo que hace pensar que esta tendencia continuará y crecerá.

 

  1. Deslocalización del trabajo. A su vez, la tecnología es un factor que contribuye a que el lugar de trabajo no esté definido, como lo ha estado tradicionalmente. Las nuevas profesiones y forma de trabajar requieren también de nuevos conceptos del lugar de trabajo, y éstos pasan por no considerar la oficina como el lugar de trabajo, o al menos no el único. El teletrabajo se perfila como una opción cada vez más extendida, total o parcialmente, y aunque en España está aún menos implementado que en otros países, todo indica que esta práctica será más frecuente en los próximos años.

 

  1. Alta rotación laboral, tanto en lugar como en puesto de trabajo. En la actualidad, todo parece indicar que no permaneceremos demasiado tiempo en el mismo puesto de trabajo, ni siquiera desempeñando la misma tarea. Las causas son varias: por un lado, el mercado laboral es mucho más dinámico que antaño, aunque también más inestable, lo que genera esta mayor rotación de empleados en empresas; por otro lado, los nuevos tiempos requieren una formación casi permanente para no quedar desactualizados, porque muchos de los trabajos que se hacen hoy, mañana quedarán obsoletos, especialmente los más relacionados con las nuevas tecnologías.

 

  1. Mayor peso de la figura del autónomo. Ante un panorama tan cambiante, se hace cada vez más importante tener un espíritu más autónomo que en épocas anteriores, pues al encontrarnos con una realidad laboral más volátil e incierta, ayudaría en gran medida estar preparados ante cualquier posible cambio, reinvención o pérdida de empleo, teniendo la capacidad de salir adelante con la alternativa del autoempleo, por ejemplo. Montar una startup es una práctica que, lejos de convertirse en una moda, es una realidad cada vez más presente.

 

  1. Importancia del sector turismo. España ha tenido tradicionalmente una economía laboral muy dependiente del turismo. Tras unos años en los que la afluencia de visitantes disminuyó a causa de la crisis, recientemente se ha visto cómo el sector ha alzado el vuelo, y se espera que la tendencia prosiga en los próximos años, convirtiéndose en un sector clave a la hora de generar empleos.

 

Esta es nuestra humilde opinión sobre las tendencias laborales de nuestro país para el futuro, pero si os gustaría ser partícipes de un análisis mucho más exhaustivo sobre éstas y otras temáticas, os anunciamos que el próximo 10 de marzo, celebraremos el “I Encuentro sobre Economía Laboral: El empleo de hoy, las cotizaciones sociales de mañana y el futuro de las pensiones”, con ponencias de grandes profesionales, expertos en economía laboral. Podéis consultar toda la información sobre el encuentro, así como registraros, aquí.

¡Os esperamos!

 

 

5 maneras de aplicar la inteligencia emocional en la empresa

Ocho horas al día , cinco días por semana, cuatro semanas por mes, para hacer una media aproximada de 160 horas… la realidad es que pasamos mucho tiempo en el trabajo a lo largo de nuestra vida. Más de un tercio de nuestro día a día está ocupado por nuestra actividad laboral; por eso, es aconsejable que nuestro trabajo sea lo más llevadero posible para nosotros.

 

608466

 

Hoy queremos hablaros de cómo podéis aplicar la inteligencia emocional en la empresa para lograr un clima de bienestar, y por qué no, alcanzar el éxito en vuestro trabajo. Para ello, os contaremos cinco maneras de hacerlo.

- Comunícate de forma efectiva: La inteligencia emocional tradicionalmente se define como “una habilidad para percibir, asimilar, comprender y regular las propias emociones y las de los demás, promoviendo un crecimiento emocional e intelectual”. Comunicarnos de forma efectiva con nuestros compañeros, jefes, clientes… es la base para el éxito. Muchos pequeños problemas laborales a menudo son causados por esa falta de comunicación. Intentemos empatizar con lo que el otro quiere y pongámonos en su lugar para tratar de entendernos.

- Capacidad intelectual no implica inteligencia emocional: Es obvio que las capacidades intelectuales y técnicas son muy importantes en la empresa, pero desde luego, no nos ayudarán a alcanzar el éxito ni a prosperar si no sabemos gestionar nuestras emociones y las de los demás correctamente. El panorama laboral actual está sujeto a una presión y exigencia cada vez mayores, y prima sobre todo el trabajo en equipo; por tanto, preocupémonos de cuidar las habilidades sociales y emocionales tanto como las habilidades técnicas e intelectuales.

-Aprende a motivar a tus compañeros (y a ti mismo): En la vida trabajamos con metas y objetivos; en el trabajo, por supuesto, también. Es fácil permanecer motivado cuando las cosas van bien, pero no lo es tanto cuando aparecen problemas o caemos en la monotonía o la rutina: un proyecto que no salió adelante, un cliente que se perdió, pérdida de interés general… en estos momentos, es cuando debemos poner en marcha esa inteligencia emocional y decirnos a nosotros mismos que no ganamos nada desanimándonos o perdiendo la motivación, pues esto solo irá en nuestra contra. En su lugar, optemos por desarrollar pensamientos positivos, e ilusionémomos con el futuro. Si además, contagiamos este espíritu a otros, tendremos mucho terreno ganado.

-Aprende a innovar constantemente: No nos referimos a innovación técnica ni a caer en un exceso de perfeccionismo que nos genere una ansiedad constante; más bien, queremos transmitir la idea de que, si tratamos de superarnos, pensando siempre que “la próxima vez será mejor”, estaremos cultivando esa motivación de la que hablábamos en el punto anterior. Debemos aprender a encontrar un punto de “competitividad sana”, intentando batirnos a nosotros mismos, con actitud siempre positiva, y alentando a otros a que, siguiendo el ejemplo, también intenten superarse. La emoción se contagia, y es uno de los fundamentos de esta inteligencia que buscamos.

-Practica la autorreflexión: Es inteligente emocionalmente el que es capaz de reconocer sus propios errores y, más importante aún, corregirlos. En ocasiones, no encontramos la solución a un problema porque no lo hemos mirado desde otra perspectiva; “salir” fuera del problema, intentando analizar cuál es nuestra implicación en que éste esté yendo bien o mal, es un ejercicio que deberíamos poner en práctica a menudo, muy útil para mejorar nuestra inteligencia emocional y nuestra autocrítica, tan necesaria para alcanzar el éxito.

 

Como veis, en las empresas, el recurso más importante, por encima de avances tecnológicos y otras herramientas técnicas, siguen siendo las personas. Por eso, es importante que sepamos gestionar correctamente nuestras emociones y las de otros.

Y tú, ¿cómo pones en práctica la inteligencia emocional en la empresa? Cuéntanoslo en los comentarios.